Tarta de hojaldre con crema pastelera y fresas

0

tarta-de-hojaldre-con-crema-pastelera-y-fresasIngredientes:

– 1 Base de hojaldre fresco

– 750 gr. de fresas

– 1 Cucharada de azúcar

– El zumo de media naranja

– 1 C/café de gelatina neutra

– Crema pastelera

– 600 gr. de leche

– 4 yemas de huevo

– 100 gr. de azúcar

– 40 gr. de maicena

– La corteza de un limón

Preparación:

Reservamos medio vaso de leche en un cuenco. Añadimos la maicena, el azúcar y las yemas de huevo. Batimos con unas varillas y reservamos.

El resto de la leche la ponemos a calentar en un cazo con la piel del limón y, cuando empiece a humear, retiramos del fuego. Sacamos la piel del limón y vertemos la mezcla anterior.

Mezclamos con las varillas y, sin dejar de remover, lo llevamos otra vez a fuego lento. Una vez haya espesado retiramos del fuego y templamos removiendo con las varillas. Reservamos.

En lo que se prepara la crema pastelera lavamos y quitamos las hojas a las fresas.

Colocamos en un bol y añadimos una cucharada de azúcar y el zumo de media naranja. Removemos, tapamos con papel film y reservamos en la nevera.

Con anterioridad podemos tener horneada nuestra base de hojaldre. Para ello habremos estirado la masa y colocado en un molde de horno.

Rellenamos con una capa de garbanzos secos (para que no crezca el interior de la tarta), e introducimos en la parte central del horno, precalentado a 200º, 12 minutos.

Sacamos, desmoldamos y colocamos la base de hojaldre en la bandeja de presentación final con mucho cuidado de que no se nos rompa.

Quitamos los garbanzos y rellenamos con la crema pastelera. Colocamos encima las fresas. Con el zumo de la maceración, tres fresas y una cucharada de gelatina neutra prepararemos una gelatina de fresas.

Batimos el zumo y las fresas y vertemos en un cazo pequeño.

Lo ponemos al fuego y una vez que empiece a hervir añadimos la cucharada de café de gelatina neutra. Batimos con unas varillas y cuando pase un minuto apagamos y dejamos templar.

Vertemos la gelatina por encima de las fresas y guardamos la tarta en un lugar fresco o en la nevera para que se termine de “cuajar” la crema pastelera y la gelatina de fresas.

Vía: El aderezo

Dejar respuesta