Son muchos los expertos que afirman que no hay nada como involucrar a los pequeños en la cocina para que empiecen a comer de todo. Es una forma de que se familiaricen con los alimentos que van a degustar. En este sentido, la repostería puede ser una de las mejores formas de introducirlos en este mundo. Lo bueno de la elaboración de postres, es que nos podemos encontrar recetas sencillas de hacer que permite crear originales formas utilizando para ello moldes de hornear. Veamos a continuación un par de recetas de repostería que podéis hacer con vuestros hijos.

Cupcakes

Los cupcakes han adquirido gran protagonismo en los últimos años. Se pueden hacer de muchos sabores diferentes, decorándolas como más nos gusten. Únicamente hay que mezclar todos los ingredientes, meterlos en un molde y hornearlo hasta que suba.

Ingredientes

  • 6 huevos
  • 300 gr de azúcar
  • 300 gr de harina de repostería
  • 1 cucharada de cacao
  • 250 ml de aceite
  • 1 sobre de levadura
  • Esencia de vainilla
  • Fondant de nubes
  • Fideos de colores

Pasos a seguir

Lo primero que haremos será separar las claras de las yemas de los huevos. Las claras las batiremos a punto de nieve para después ir incorporando las yemas poco a poco. Después echaremos el azúcar y el resto de ingredientes menos la harina que la dejaremos para el final. A la hora de añadir la harina, es recomendable tamizarla para que no se hagan grumos.

La masa que consigamos la separaremos en dos partes. En una de ella le echaremos el cacao en polvo. A la hora de rellenar los moldes, primero pondremos una pequeña capa de la masa normal para después añadirle otra pequeña capa de masa con chocolate y finalmente otra de masa normal. Os recomiendo que el molde no se llene más de la mitad ya que luego sube mucho durante el proceso de horneado. Para este último paso, calentar bien el horno y hornear aproximadamente durante 20 minutos a 180º.

Para su decoración, utilizar la fondant de nubes y los fideos de colores para conseguir un aspecto vistoso y divertido.

Galletas caseras

Dentro del mundo de las galletas, las de mantequilla son una de las recetas más fáciles de preparar. Una vez que tengamos la masa, podemos crear diversas formas con la ayuda de cortapastas de formas variadas. Ideal para la celebración de Halloween o Navidad. Veamos con elaborar esta receta.

Ingredientes

  • 400 gr de harina de trigo
  • 1 huevo grande
  • 100 gr de azúcar
  • 120 gr de mantequilla
  • 1/4 de cucharada de sal
  • 3/4 de cucharada de bicarbonato sódico
  • 1 cucharada de canela molida
  • 1/4 de cucharada de nuez moscada
  • 1/4 de cucharada de clavo molido
  • 160 ml de miel de caña

Pasos para su elaboración

En un bol mezclaremos las especias con la sal, la harina y el bicarbonato. En otro mezclaremos, con la ayuda de unas varillas la mantequilla con el azúcar y el huevo hasta conseguir una textura espumosa. En ese momento añadiremos la miel de caña. Todo esto lo mezclaremos bien hasta conseguir una masa uniforme. A continuación, iremos añadiendo poco a poco la mezcla de la harina con el resto de especias.

Cuando no podamos utilizar las varillas, seguiremos mezclando con las manos hasta conseguir una bola que no se pegue en la mesa. Cuidado de echar más harina de la debida ya que se podrían quedar duras. La masa la envolvemos en papel film y la guardamos en la nevera durante dos horas.

Pasado ese tiempo, con la ayuda de un rodillo, la estiraremos hasta conseguir una masa de medio centímetro de grosor. Con la ayuda de los moldes iremos cortando sobre ella. Para hornear, calentaremos el horno a 180º y la hornearemos durante 10 minutos. Una vez frías, las podemos decorar como queramos o bien dejarlas así.

¿Qué os han parecido estas recetas de repostería para hacer con vuestros hijos? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here