Cómo preparar un costillar de cordero sabroso

0

El costillar de cordero sabroso es uno de los platos más maravillosos que he tenido el gusto de probar en mi vida, y eso que no soy yo muy de comer carne. Es fantástico para los amantes de la carne, sobre todo de una tan especial como el cordero, ya que no cabe duda de que es un tipo de carne diferente a las demás.

costillar de cordero sabroso
Fuente: Bien Casero

No es un plato que se suela cocinar con frecuencia, pero sí en ocasiones especiales, como festividades o celebraciones. Preparar un costillar de cordero sabroso no es muy complicado, en realidad es una elaboración sencilla con la que te aseguras conquistar el paladar del comensal más exigente. ¡Perfecto para Navidad!

Costillar de cordero sabroso para triunfar

Ingredientes (4 comensales)

  • 4 cortes de costillar de cordero lechal
  • 2 cucharillas (tamaño café) de orégano
  • 2 cucharillas (tamaño café) de pimienta negra
  • 2 dientes de ajo
  • 4 chalotas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Elaboración

  • Precalienta el horno a 180ºC. Pela y ralla los ajos, añade la pimienta, el orégano, el aceite y la sal. Todo eso será para marinar el costillar de cordero.
  • Limpia los cortes del costillar para quitarles el exceso de grasa, y prepáralos también para su presentación. Tendrás que liberar las costillas de la carne cortando tanto los laterales como las partes frontal y trasera, haciendo que la carne baje hacia la base del costillar. Recoge la carne formando una superficie lisa y átalo pero sin apretar, así conservará su forma durante la cocción.
  • Unta la carne con la marinada y deja que repose media hora. Después, cubre las costillas con papel de aluminio para que al hornear no se pongan negras.
  • Pon los cortes en una bandeja de horno previamente untada con aceite de oliva virgen extra, añade las chalotas peladas. Ya puedes meterlo en el horno. El tiempo dependerá del tamaño de las piezas y del propio horno, pero suele tardar unos 75 minutos. Es recomendable que a partir de los 60 minutos lo vayas vigilando. Durante el proceso debes regar la carne con el jugo que se va formando unas 3-4 veces para que se impregne bien de su sabor.

Acompañamiento

costillar de cordero sabroso
Fuente: Víctor Muñoz

Por supuesto, el costillar de cordero sabroso no irá solo. Mientras se hace en el horno puedes preparar el acompañamiento, por ejemplo una buena ensalada, que además es muy saludable. Si quieres una ligera que además combine a la perfección con el cordero por el sabor de todos los ingredientes, haz una con rúcula, dátiles, avellanas, remolacha, mostaza antigua, pimienta negra, aceite de oliva virgen extra y sal. Si lo prefieres, que sean unas patatas.

Emplatado

Para emplatar el costillar de cordero sabroso utilizaremos también la ensalada. Sirve primero en cada plato una cama de ensalada y adereza con las avellanas y la mostaza, poniendo los dátiles en un lateral. Antes de poner el cordero, lógicamente, deberás quitarle el papel de aluminio. Pon la carne sobre la ensalada y riega con su jugo, acompañando de una chalota para cada comensal. ¡A disfrutar!

Más recetas con cordero

Si una vez que pruebes el costillar de cordero sabroso te encanta la carne y quieres preparar otras recetas que la lleven, aquí te dejo unas cuantas que hemos publicado y que tienen al cordero como protagonista:

Información nutricional

Costillar de cordero
Fuente: Julia y sus recetas

La carne de cordero es muy rica en proteínas de las llamadas de alto valor biológica, que son las mejores ya que contienen la práctica totalidad de los aminoácidos esenciales que necesita el organismo. Unos 100 gramos de su carne tienen aproximadamente 350 calorías y 30 gramos de grasa.

En cuanto a su contenido en vitaminas y minerales, es muy rico en vitamina B, hierro, zinc y fósforo, entre otros. Es por tanto una carne fantástica en caso de anemia, ayuda a combatir los ataques de asma y hace que el sistema nervioso funcione mucho mejor.

Algunas contraindicaciones

No todo son maravillas con la carne de cordero, tiene también algunas contraindicaciones que merece la pena repasar. Al ser una carne roja, tiene un alto contenido en grasas saturadas, sodio y colesterol. Por tanto, no es recomendable para personas que tienen obesidad o sobrepeso, alguna enfermedad del corazón o los niveles de grasa en sangre altos.

Dicho todo esto, y analizando sus pros y contras, no cabe duda de que esta receta de costillar de cordero lechal al horno es todo un manjar que merece la pena tomar aunque solo sea una vez al año.

Dejar respuesta