Albóndigas de salmón y espinaca

0

Albóndigas de salmón y espinaca: rápidas y fáciles

Las comidas constituidas por bocadillos fáciles de digerir y que no necesitan de demasiado protocolo en la mesa, siempre son muy bien recibidos, especialmente en fechas como Semana Santa, donde es probable que las reuniones de personas se den muy a menudo. Para ello, estas albóndigas de salmón y espinaca resultan unos bocados estupendos, pues además de saludables, van muy bien con la tradición de Semana Santa, y son muy fáciles de hacer.

Ingredientes:

  • ¼ kilogramo de espinacas frescas
  • 300 gramos de salmón
  • ½ cebolla
  • 3 rebanadas de pan de molde
  • Cáscara de ½ limón rallada
  • Aceite de oliva
  • Pan rallado
  • Sal y pimienta

Preparación:

  • Para preparar estas albóndigas, comienza lavando muy bien las espinacas en agua fría, y luego colocándolas a cocer en agua hirviendo durante unos 5 minutos. Cuando estén listas, retíralas y escúrrelas bien.
  • A continuación, pica finamente la cebolla, corta en tiritas los filetes de salmón, al igual que a las rebanadas de pan de molde y a las espinacas. Este paso también puedes hacerlo en una procesadora, con lo cual obtendrás unas albóndigas mucho más suaves y digeribles.
  • Ahora mezcla todos estos ingredientes picados en un bol, añádele la ralladura de limón, y condimenta con una pizca de sal y pimienta. Mezcla todo muy bien hasta formar una mezcla homogénea y bien integrada.
  • Ahora deberás untarte las manos con aceite de oliva, y comenzar a tomar pequeñas cantidades de la mezcla y moldearlas con las manos hasta formar unas bolitas de tamaño mediano.
  • A continuación, ve pasando cada una de estas bolitas sobre un plato con pan rallado, hasta que queden cubiertas por completo.
  • Cuando tengas todas las albóndigas debidamente empanadas, llegará el momento de cocinarlas. Para ello puedes valerte del horno, cocinándolas en un horno precalentado a 200 grados durante unos 15 o 20 minutos; o también puedes freírlas en una olla con abundante aceite.

En este caso, hemos presentado las albóndigas de salmón y espinaca simulando el rostro de un conejito, lo que lo hace un plato perfecto para niños, pero tú puedes presentarlas como más te apetezca.

Imagen: Respuestario

Dejar respuesta