Postres irresistibles: recetas para endulzar tu día

Postres irresistibles

En este post te traemos algunas recetas de postres irresistibles que seguro endulzarán tu día. Así que prepárate para sacar tus habilidades culinarias y sorprender a tus seres queridos con estas deliciosas opciones.

Postres irresistibles: Brownies de chocolate y nueces

Postres irresistibles

Para los amantes del chocolate, los brownies son una excelente opción. Esta receta con nueces les dará un toque extra de sabor y textura. ¡No podrás resistirte!

Ingredientes:

  • 150 g de chocolate negro troceado
  • 100 g de mantequilla
  • 150 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 75 g de harina
  • 50 g de nueces picadas
  • Elaboración:

Precalienta el horno a 180ºC y engrasa un molde cuadrado de unos 20 cm de lado. Después, pon el chocolate y la mantequilla en un bol y fúndelos en el microondas o al baño maría, removiendo hasta que quede una mezcla lisa y brillante.

Añade el azúcar y mezcla bien. Incorpora los huevos de uno en uno, batiendo bien después de cada adición. Luego, tamiza la harina y agrégala a la masa, mezclando lo justo para integrarla. Para terminar, añade las nueces y remueve.

Ahora, vierte la masa en el molde y alisa la superficie. Hornea los brownies durante unos 25 minutos o hasta que estén hechos pero todavía jugosos por dentro. Deja enfriar en el molde sobre una rejilla y luego córtalos en cuadrados. Disfruta de tus brownies de chocolate y nueces caseros e inventados.

Postres irresistibles: Tarta de limón

Postres irresistibles

Si prefieres algo más fresco y cítrico, la tarta de limón es perfecta. Con una base de galletas y una cremosa mezcla de limón, esta tarta es una deliciosa opción para cualquier ocasión.

Ingredientes:

  • 200 g de galletas tipo María
  • 100 g de mantequilla
  • 4 huevos
  • 1 bote de leche condensada (397 g)
  • 2 limones
  • Azúcar glas para decorar

Tritura las galletas con un procesador de alimentos o una bolsa y un rodillo. Seguidamente, derrite la mantequilla en el microondas y mézclala con las galletas hasta formar una pasta.

Cubre el fondo y los bordes de un molde desmontable con la masa de galletas, presionando bien con los dedos o una cuchara. Ahora, reserva en la nevera mientras preparas el relleno.

Separa las claras de las yemas de los huevos. Bate las yemas con la leche condensada hasta obtener una crema homogénea. Por último, añade el zumo y la ralladura de los limones y mezcla bien.

Vierte la crema de limón sobre la base de galletas y alisa la superficie con una espátula. Hornea la tarta a 180ºC durante unos 20 minutos o hasta que el relleno esté cuajado y ligeramente dorado por los bordes.

Pasado este tiempo, deja enfriar la tarta sobre una rejilla y luego refrigérala unas horas o toda la noche para que tome más consistencia.

Al día siguiente monta las claras a punto de nieve con una pizca de sal y unas cucharadas de azúcar glas, hasta formar un merengue firme y brillante. Cubre la superficie de la tarta con el merengue, haciendo picos con una cuchara o una manga pastelera. Para terminar, gratina la tarta unos minutos en el horno, vigilando que no se queme el merengue. Deja enfriar de nuevo y espolvorea más azúcar glas por encima si quieres. Listo.

Postres irresistibles: Cheesecake de fresa

Postres irresistibles

¿A quién no le gusta el cheesecake? Esta versión con fresas es especialmente irresistible. Con una base de galletas, un cremoso relleno de queso y una cobertura de fresas frescas, este postre es simplemente delicioso.

Ingredientes:

  • 200 g de galletas tipo Digestive
  • 100 g de mantequilla
  • 500 g de queso crema
  • 200 g de nata líquida para montar
  • 100 g de azúcar
  • 4 hojas de gelatina neutra
  • 300 g de fresas
  • 50 g de azúcar glas
  • 2 cucharadas de zumo de limón

Elaboración:

Tritura las galletas con un procesador de alimentos o una bolsa y un rodillo. Después, derrite la mantequilla en el microondas y mézclala con las galletas hasta formar una pasta. Ahora, cubre el fondo y los bordes de un molde desmontable con la masa de galletas, presionando bien con los dedos o una cuchara. Reserva en la nevera mientras preparas el relleno.

Hidrata las hojas de gelatina en un bol con agua fría durante unos 10 minutos. Calienta la nata en un cazo sin que llegue a hervir y disuelve en ella la gelatina escurrida, removiendo bien. Deja templar un poco.

Por otro lado, bate el queso crema con el azúcar hasta que quede una crema suave y sin grumos. Añade la nata con la gelatina y mezcla bien. Ahora, vierte la crema sobre la base de galletas y alisa la superficie con una espátula. Refrigera la tarta durante unas 4 horas o hasta que esté firme.

Después de las 4 horas, lava y seca las fresas. Reserva unas cuantas enteras para decorar y trocea el resto. El resto, ponlas en un cazo con el azúcar glas y el zumo de limón y cocina a fuego medio hasta que se forme una salsa espesa, aplastando las fresas con un tenedor. Deja enfriar.

Por último, desmolda la tarta y cubre la superficie con la salsa de fresa. Decora con las fresas enteras reservadas. Disfruta de tu cheesecake de fresa casero.

Postres irresistibles: Cupcakes de vainilla con mantequilla

Postres irresistibles

Los cupcakes son siempre una buena opción para cualquier celebración. Esta receta clásica de vainilla con mantequilla es perfecta para cualquier ocasión. Además, puedes decorarlos con cualquier cosa que se te ocurra, desde frutas hasta chispas de chocolate.

Ingredientes:

  • 125 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 125 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 125 g de harina con levadura
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 12 cápsulas de papel para magdalenas

Para la cobertura:

  • 150 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 300 g de azúcar glas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Colorante alimentario (opcional)
  • Sprinkles o perlitas de azúcar para decorar (opcional)

Elaboración:

Precalienta el horno a 180ºC y coloca las cápsulas de papel en un molde para magdalenas. Seguidamente, bate la mantequilla con el azúcar hasta que quede una crema suave y esponjosa. Luego, añade los huevos de uno en uno, batiendo bien después de cada adición. Añade la vainilla y mezcla.

Tamiza la harina y agrégala a la masa, mezclando lo justo para integrarla. Después, reparte la masa entre las cápsulas, llenándolas hasta dos tercios de su capacidad.

Hornea los cupcakes durante unos 15 minutos o hasta que estén dorados y al insertar un palillo salga limpio. Entonces, deja enfriar los cupcakes en el molde sobre una rejilla durante 5 minutos y luego pásalos a la rejilla para que se enfríen por completo.

Para hacer la cobertura, bate la mantequilla con el azúcar glas hasta que quede una crema lisa y firme. Luego, añade la vainilla y mezcla. Si quieres, puedes teñir la crema con colorante alimentario al gusto.

Coloca la crema en una manga pastelera con una boquilla rizada y decora los cupcakes con ella. Si quieres, puedes añadir sprinkles o perlitas de azúcar por encima. Disfruta de tus cupcakes

¿Te ha sido de utilidad este post sobre postres irresistibles? ¿Buscas postres y dulces para una velada romántica? ¿Quieres aprender postres bajos en calorías? ¿Buscas recetas para adelgazar comiendo sano?

Últimos artículos

Scroll al inicio