El verano llego para quedarse y desde aquí vamos a combatir las altas temperaturas con postres fríos para el verano. Las siguientes recetas son bastante sencillas de llevar a cabo y muy fresquitas. ¿Con cual de ellas te animas?

Recetas de postres fríos para el verano: queso fresco con mermelada de brevas

postres fríos para el verano
Fuente: communitytable

Ingredientes

  • 250 gr queso fresco
  • 200 ml nata para montar
  • 3 laminas gelatina neutra
  • 1 cucharadita esencia de vainilla
  • 50 gr azúcar
  • Mermelada casera de brevas
  • Algunas brevas para decorar

Realización

Comenzamos calentando en una olla pequeña el queso fresco en trozos, el azúcar, la nata y la esencia de vainilla. Removemos con cuidado y vamos machando el queso poco a poco. Para acabar y convertir todo en una crema bien suave metemos la batidora y repasamos bien. Una vez que esté hecha la crema retiramos todo del fuego, pues no debemos dejar que llegue a hervir en ningún momento.

Por otro lado hidratamos bien las láminas de gelatina en un recipiente con agua fría. Dejaremos pasar unos 5 minutos y después las sacamos y escurrimos muy bien con los dedos. Seguidamente añadimos las láminas a la crema que hemos hecho con la nata y removemos muy bien hasta que se deshagan por completo.

Una vez que hemos completado la mezcla escogemos un recipiente que nos guste y añadimos una breva cortada, seguidamente echamos la mezcla que hemos hecho anteriormente. Por último metemos el recipiente en la nevera, hasta que cuaje. Deberemos dejarlo un mínimo de dos horas. A la hora de servirlo volcamos en una superficie y añadimos la mermelada casera o comprada de brevas. ¿Sabes cómo se hace la mermelada casera?

Recetas de postres fríos para el verano: Mousse helada de plátano

postres fríos para el verano
Fuente: hermesetas

Ingredientes

  • 5 plátanos
  • 2 huevos
  • 5 cucharadas de azúcar glas
  • 1 taza y media de leche
  • 1 taza y media de nata líquida
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 1 hoja de gelatina
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • Agua
  • Salsa de chocolate
  • Menta

Realización

Comenzamos hidratando bien la gelatina en agua fría, durante unos minutos. Por otro lado, ponemos la leche a calentar y le añadimos un poco de nuez moscada y la gelatina bien escurrida, cuando esté hidratada. Luego removemos todo bien con las varillas, hasta que los ingredientes se integren.

Por otro lado pelamos y machacamos los plátanos hasta obtener un puré de textura suave. A este puré le echamos el zumo de limón, removiendo, y la leche con la gelatina. Mezclamos muy bien hasta que temple un poco.

El siguiente paso es montar la nata líquida con unas varillas y cuando esté a medio montar le añadimos las tres cucharadas de azúcar y terminamos de montar. Seguidamente las metemos en el frigorífico y seguimos con las claras.

Para montar las claras le añadimos una pizca de sal y cuando estén a medio montar le agregamos dos cucharadas de azúcar. Las dejaremos a punto de nieve con la ayuda de una batidora de varillas.

Para acabar añadimos las yemas a la crema de plátano y lo mezclamos muy bien. Después agregamos la nata montada y mezclamos con movimientos de abajo a arriba. Hacemos lo mismo con las claras de huevo. Para acabar rellenamos los moldes escogidos con la mousse y metemos todo en el frigorífico hasta que estén duras. A la hora de servir esta rica mousse lo podemos hacer con salsa de chocolate por encima unas cuantas láminas de plátano. ¡Delicioso! ¡Echa un vistazo a más recetas con plátanos!

Recetas de postres fríos para el verano: Sopa de melón con bolitas de yogur

postres fríos para el verano
Fuente: marthastewart

Ingredientes

  • 1 rodaja de melón
  • 5 fresas
  • 1 yogur natural
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 5 gr de alginato
  • 2 l de agua mineral
  • canela en polvo
  • sal

Realización

Comenzamos haciendo las bolas de yogur, para ello mezclamos un litro de agua mineral con el alginato en un recipiente. Mezclamos muy bien y luego batimos. Para acabar lo echamos en un recipiente y dejamos reposar durante una hora más o menos.

Después de una hora ya podemos hacer las esferificaciones de yogur. Para ello sacamos pequeñas porciones de yogur con una cuchara pequeña y las metemos ne la fuente con agua con alginato. Les damos forma de esfera y las dejamos reposar unos tres minutos hasta que endurezcan. Luego sacamos y las pasamos a otro recipiente que contenga un litro de agua mineral.

Seguidamente comenzamos con la salsa de fresas y para ello troceamos las mismas y las ponemos a caramelizar en un cazo con un poco de azúcar (dos cucharadas). Ahora dejamos que reduzcan a fuego lento y, por último, colamos las fresas y reservamos.

Para terminar realizamos la sopa de melón y para ello troceamos su pulpa o carne y ponemos los trozos en un recipiente para batir. Debemos añadir a esto una pizca de canela, una cucharada de azúcar y una pizca de sal. Después vertemos todo en un recipiente con tapa o bien lo tapamos con un film transparente y lo metemos en la nevera. A la hora de servir ponemos la sopa en un bonito recipiente con unas cuantas bolas de yogur y sobre todo esto la salsa de fresas y un pizca de canela.

Recetas postres fríos para el verano: flan de queso fresco

postres fríos para el verano
Fuente: kawalingpinoy

Ingredientes

Para el flan

  • 250 gr queso fresco o para untar
  • 6 huevos
  • 1/2 taza azúcar
  • 1 chorrito vainilla
  • 500 ml nata para montar

Para el caramelo

  • 1/2 taza azúcar
  • 1/2 limón en jugo

Realización

Comenzamos preparando el caramelo en una olla pequeña con medio zumo de limón y media taza de azúcar. Ponemos todo a fuego medio y dejamos que se caramelice. Debemos dejar que coja un tono dorado pero con cuidado de que no se queme. Después retiramos del fuego y vertemos el caramelo en el molde que vayamos a utilizar.

Seguimos con la receta batiendo los huevos con el azúcar hasta blanquear. Ahora agregamos la vainilla y la nata y seguimos batiendo un par de minutos. Por último añadimos el queso y seguimos batiendo hasta que esté todo integrado. Luego vertemos todo en el molde preparado con el caramelo y horneamos unos 45 minutos a 180º C al baño María. Debemos comprobar la cocción con un palillo, cuchillo o tenedor. Si vemos que se pone muy oscuro podemos tapar el postre con un poco de papel de aluminio y dejamos que acabe de cocinarse. Cuando saquemos el postre del horno dejamos enfriar sobre una rejilla y de esta manera se va cuajando. Para acabar decoramos al gusto y listo.

¿Qué te han parecido estos postres fríos para el verano? ¿Podrías proponer otras recetas que te gusten? ¿Quieres descubrir deliciosas meriendas para niños?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here