Receta de soufflee de jamón y queso

0

¿Quieres disfrutar de un delicioso soufflee de jamón y queso? Toma nota de nuestra receta, síguela paso a paso, y no te arrepentirás.

No es complicado de hacer, y se tarda más o menos unos 45 minutos. El soufflee de jamón y queso es un plato que está muy bien ya que el jamón y el queso le gusta a todo el mundo. Acompañándolo de una salsa de tomate frito o unas patatas fritas, tienes una comida muy completa y en muy poco tiempo.

Receta de soufflee de jamón y queso
Receta de soufflee de jamón y queso

Ingredientes (para 4 personas):

  • 2 cucharadas de harina
  • 60 gramos de mantequilla
  • 6 huevos
  • 3 lonchas de jamón serrano o york ( a tu gusto)
  • 1 vaso y medio de leche
  • 100 gramos de queso gruyere ( puedes utilizar cualquier tipo de queso o bien una mezcla de distintos tipos)
  • una pizca de sal y una pizca de pimienta negra

Preparación del soufflee de jamón y queso

Para comenzar, derrite la mitad de la mantequilla en una sartén o cazo (pero que tenga fondo) a fuego lento, y añades la harina para hacer una bechamel. Poco a poco, tienes que ir añadiendo la leche tibia (puedes templarla con unos minutos en el microondas y recuerda no echarla directamente sacada de la nevera pues te saldrán grumos). Después, agrega un poco de sal y pimienta negra molida, y sigue removiendo hasta que quede una salsa bechamel un poco espesa. Finalmente la dejas a parte para que enfríe un poco.

El siguiente paso es realmente sencillo. Básicamente solo tendrás que picar el jamón y rallar el queso. Luego coges un gran molde y lo untas con la mantequilla que te queda. Lo siguiente es echar la mitad de la bechamel y mezclarlo con el jamón y el queso ya picado.

Después, añades las yemas de huevo, una a una, a la mezcla y montamos la claras a punto de nieve y mezclamos todo. Tienes que tener en cuenta que no debes batir la mezcla, ya que las claras se te bajarían. Para mezclarlo todo utiliza mejor una espátula y haz movimientos como si envolvieras la mezcla.

Finalmente, lo hechas en un molde de horno (llénalo solo hasta la mitad ya que crecerá y así evitas que se desborde. Si tienes mucha cantidad, usa dos moldes) Y por encima le hechas un poco de queso y jamón que hemos reservado, y unas motitas de mantequilla.

Lo metes en el horno a 200 o 220 grados, unos 30 o 35 minutos. El tiempo es aproximado, de todas formas, a través de la puerta del horno ve fijándote en si se dora demasiado pero bajo ningún concepto habrás la puerta del horno porque entonces el soufflee no subiría. Una vez cocido, servir a tu gusto.

Nota: la bechamel la puedes hacer con aceite de oliva si lo prefieres, pero la original se hace con mantequilla. Y además, si le quieres dar un toque especial, añade un poquito de nuez moscada que le da un sabor muy peculiar.

Si te ha gustado este souffle, no te pierdas otras de nuestras recetas como: receta de soufflé de queso, receta de soufflé de duraznos, receta de soufflé de duraznos, receta de soufflé de limón, receta de soufflé de chocolate, receta de soufflé de coco, receta de soufflé de chocolate y jengibre y receta de soufflé de puerros y langostinos.

Dejar respuesta