Recetas de ensaladas refrescantes para el verano

0

Con el calor que hace estos días lo que más apetece es comer alimentos ligeros. Hoy quiero contarte algunas recetas de ensaladas refrescantes ¡y deliciosas!

Una de las mejores cosas del verano son todas esas recetas que no podemos comer en invierno. Los helados, las ensaladas, aquellos platos fríos que el frío no nos permite comer para mantener el cuerpo caliente. Las ensaladas siempre están compuestas por algún tipo de vegetal como la lechuga, espinacas, canónigos o rúcula, algo imprescindible para hidratar el cuerpo en verano, mantenerse saludable y comer sano para que nuestro cuerpo no acumule demasiadas calorías y podamos combatir el calor de manera eficaz.

Hoy quiero contaros algunas recetas de ensaladas que no solo están deliciosas, sino que son refrescantes y brindan la posibilidad de cuidar la línea, ¡e incluso para llevar!

Ensalada de garbanzos

Antes, con los días fríos, sólo nos apetecía comer algo calentito y alegrar al estómago para poder aguantar el invierno. Ahora que llega la primavera, llegan con ella recetas de lo más frescas y saludables. Hoy os traemos una receta de ensalada deliciosa, nutritiva e ideal para poder dejarla en la nevera durante al menos 2 ó 3 días. ¡Apúntala!

  • 1 Diente de ajo picado
  • Aceite de Oliva y Sal
  • 1 cucharada de comino
  • Pimiento rojo
  • Judías blancas o negras
  • Garbanzos
  • Tomates Cherry
  • Cebolla picada
  • Cilantro picado
  • 1 Aguacate

En primer lugar, todos los ingredientes que queramos añadir van a ser bienvenidos, esta receta es sólo una propuesta para dares inspiración y que podáis combinar diferentes tipos de legumbres. La idea principal es combinar diferentes alimentos que nos aporten la energía necesaria a nuestro cuerpo.

Hay que tener previamente las legumbres cocidas, a no ser que las compremos de bote que es la opción más rápida. Simplemente combinaremos todos los ingredientes por orden y dejaremos enfriar en la nevera. Podemos hacer una salsa con zumo de limón, vinagre, cilantro, sal y un poco de aceite. Esta salsa dará el toque especial a la ensalada.

ensalada garbanzos

Ensalada completa de verano

Ensalada fresca compuesta por ingredientes que nos aportan energía y no es demasiado pesada. Nos puede servir como un primer plato e incluso para acompañar con carnes y pescados. ¡Está buenísima! Vamos a necesitar para esta receta:

  • Lechuga
  • Hojas de espinaca frescas
  • 1 tomate grande
  • 1 aguacate
  • Queso fresco
  • Frutos secos al gusto
  • Sal
  • Orégano
  • Semillas de sésamo
  • Aceite de Oliva
  • Vinagre balsámico

En primer lugar ponemos la lechuga o espinacas que vayamos a utilizar en remojo para eliminar bacterias y que se limpien por completo. A continuación, cortamos las hojas y las introducimos en un recipiente grande o ensaladera. Vamos a cortar el tomate en cubitos y poner sobre la ensaladera, haremos lo mismo con el aguacate y el queso fresco. Podemos utilizar una gran variedad de quesos como el fresco o de burgos, de cabra, mozzarella o parmesano. Cualquier queso queda bien con las ensaladas por lo que tenemos la posibilidad de elegir.

Los frutos secos son una excelente fuente de hierro y fósforo, ideales para completar las dietas vegetarianas y además, ¡quedan genial en las ensaladas! Mis favoritos son los anacardos. Pero como ya os contamos el otro día, los frutos secos deben ser naturales y sin ningún tipo de tratamiento, es decir, ni fritos ni tostados. En el momento que manipulamos los frutos secos, pierden todas las buenas propiedades que tienen y pasan a convertirse en grasas.

Continuamos aliñando la ensalada. Os recomiendo que utilicéis un recipiente pequeño en el que mezclar todos los ingredientes y luego añadirlo. Echamos un chorrito de aceite de oliva, un poco de sal y el vinagre balsámico. ¡Listo!ensalada queso

Ensalada de lentejas

Siempre me han encantado las lentejas como ingrediente en cualquier plato. Es una excelente fuente de hierro y muy saludables de la rama de las legumbres. Ya que en verano no podemos comernos un buen plato de lentejas calientes porque apenas apetece, la alternativa es crear una ensalada de lentejas. Vamos a necesitar:

  • 100 gramos de lentejas
  • 1 tomate grande
  • 1 cebolla grande
  • 1 pepino
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • Aceite de oliva
  • Sal

Comenzamos poniendo las lentejas a remojo el día anterior. A continuación, vamos a hervirlas en una olla durante aproximadamente 25 minutos. Mientras tanto, podemos ir cortando todos los ingredientes. Lavamos muy bien el tomate, el pepino, los pimientos y la cebolla, picamos muy finamente e introducimos en un recipiente o ensaladera.

Cuando hayan pasado los 25 minutos, escurrimos las lentejas y dejamos que se enfríen un poco. Agregamos al recipiente y sin aliñar, introducimos en la nevera para que todo quede bien frío. Esperamos por aproximadamente dos horas y antes de servir, aliñamos. ¡Listo!

ensalada de lentejas
Fuente: Olga Berrios

Sin duda es una manera de poder comer aquellos alimentos que nuestro cuerpo necesita cada día y aplicado a los tiempos que vienen. En verano siempre es recomendable beber mucha agua y comer aquellos alimentos ligeros que no nos pesen demasiado al estómago, así como no ingerir recetas con un elevado contenido de calorías, ya que podríamos sufrir un corte de digestión o un golpe de calor.¡Y es que nos apetece una ensalada fresquita!

Dejar respuesta