Si buscas platos tradicionales españoles, recetas cargadas de una enorme tradición en nuestra gastronomía, a continuación dejo dos estupendas. Echa un vistazo a cómo hacer un buen cocido madrileño o bien la famosa tortilla de patatas. 

Platos tradicionales españoles: Cocido madrileño

platos tradicionales españoles
Fuente: oddviser

Ingredientes

  •  500 gr de garbanzos
  • 600 gr de morcillo o jarrete de ternera
  • 300 gr de falda de ternera
  • Un cuarto superior de gallina o pollo
  • 1 chorizo
  • 1 morcilla
  • 1 buen trozo de panceta fresca
  • Medio repollo grande o uno pequeño
  • 1 puerro
  • 3 o 4 zanahorias
  • 4 patatas
  • 1 hueso de jamón
  • 1 hueso de rodilla de ternera
  • 1 hueso de espinazo salado
  • 1 hueso de caña blanco
  • Sal
  • Fideos finos

Realización

Comenzamos con dos opciones: utilizar garbanzos secos o en bote. Si los hacemos con los secos deberemos ponerlos en remojo la noche antes de realizar la receta. En unas doce horas los garbanzos estarán listos para cocinar.

Cuando comencemos a hacer la receta escurrimos bien los garbanzos del día anterior y los reservamos. También lavamos y escurrimos bien los huesos y la carne a emplear. Deberán estar limpias de toda impureza.

El siguiente paso es colocar la carne y todos los huesos a utilizar en una olla grande y profunda. Ahora cubrimos todos los ingredientes con agua fría y ponemos la olla a calentar. Si hacemos esta receta en una olla exprés la tendremos antes, pero se puede utilizar una normal solo que tardaremos más. Si tienes tiempo es mejor hacerlo en una olla normal, así saldrá aún mejor.

Observamos que el agua comience a hervir y cuando esto suceda bajamos un poco la intensidad del fuego. Además observaremos que comienza a aparecer una especie de espuma que se va acumulando en la superficie del cocido. Debemos eliminar esto con una espumadera. Durante el proceso cuando veas que sale vuelve a eliminarla.

Mientras tanto echamos los garbanzos bien escurridos que dejamos bien escurridos la noche anterior. Hasta que los garbanzos estén tiernos, sin que se rompan, en una olla tradicional el proceso puede llevar dos horas. En cambio, en una olla exprés podremos tener los garbanzos listos entre 15 y 20 minutos. Eso sí, recordemos hacer los garbanzos hasta que estén tiernos pero que no se deshagan.

Cuando los garbanzos estén casi blandos sacamos los huesos del caldo y agregamos a la olla el repollo cortado en trozos grandes y el puerro también cortado y sin piel. Añadimos también las patatas en trozos grandes y las zanahorias peladas y también en trozos grandes. Esto lo hacemos así para que no se deshagan las verduras con la cocción.

Por otro lado, en una olla pequeña y con agua ponemos a cocer el chorizo y la morcilla. Antes de echarlos a la olla los pincharemos un poco para que salga la grasa y no se quede en el cocido. Una vez cocidos los apartamos y dejamos para el final. Seguidamente volvemos a la olla grande y seguimos cocinando todo durante 30/40 minutos, aproximadamente.

Pasado este tiempo, sacamos primero el caldo el cual podemos colar para que esté bien limpio. Así eliminamos cualquier posible trozo de hueso que puede hacernos daño. Ahora podemos corregir el punto de sal si lo creemos conveniente. El caldo lo podemos dejar en otra olla por si tenemos que volver a calentarlo.

Seguidamente volvemos al chorizo y la morcilla que habíamos apartado. Ahora la escurrimos muy bien y la agregamos a la olla grande, a la principal con el resto de ingredientes. Seguimos cocinando hasta que las verduras, las carnes y el resto de ingredientes estén bien cocinados. Podremos apagar el fuego cuando todo esté bien hecho. ¡Listo!

¡Es hora de servir! El cocido se puede comer de diferentes maneras, pero el cocido madrileño se caracteriza o se diferencia porque se sirve en tres veces. El primer plato se prepara con el caldo y fideos finos cocidos. Podemos calentar otra vez el caldo y ahí hacer los fideos en tan solo un par de minutos. Este plato se come así, tal cual.

El segundo plato se prepara sirviendo los garbanzos acompañados de las verduras, en una fuente. Cada comensal se lo puede servir en el plato depositando tanta cantidad como crea conveniente. Este segundo plato se puede aliñar con un poco de aceite de oliva y vinagre al gusto.

Por último, el tercer plato denominado “la pringá” se sirve en una fuente que consta de las diferentes carnes, la panceta, el tocino, el chorizo y la morcilla. Cada comensal debe echarse un poco de cada ingrediente en el plato y luego trocearlo o machacarlo. Esta es la parte del plato que más me gusta ¿y a vosotros?

Platos tradicionales españoles: Tortilla de patatas

platos tradicionales españoles
Fuente: livinglanguage

Ingredientes

  • 1 kg de patatas
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 pimiento verde mediano
  • 5 huevos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Realización

Otro de los muchos platos tradicionales españoles, es la tortilla de patatas. Para hacerla comenzamos pelando muy bien y lavando las patatas. Después las cortaremos en dados pequeños. Estos dados vamos a freírlos en una sartén con un poco de aceite. Si quieres tardar menos, porque son muchas patatas, podemos ablandarlas antes en el microondas y luego freírlas. El resultado es el mismo, pero empleando menos tiempo.

Si prefieres utilizar la sartén deberemos freír las patatas por tandas, para que se hagan bien y no se queden algunas crudas y otras demasiado hechas. Como detalle final, ve colocando las tandas de patatas sobre papel absorbente. De esta manera tendrán menos aceite y la tortilla estará más buena.

Por otro lado, pelamos, lavamos y picamos la cebolla. En este punto podemos hacerla como queramos por ejemplo al estilo juliana o bien en dados pequeños para que se note menos y su sabor se impregne por todos sitios. Después picamos el pimiento de igual manera.

Una vez que la cebolla y el pimiento estén cortados ponlos a freír en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando el pimiento esté tierno y la cebolla coja color, sin quemarse, las añadimos a un recipiente grande. En este también echamos las patatas ya fritas. Además, agregamos los 5 huevos y removemos con mucho cariño hasta obtener una mezcla homogénea.

Después, en el mismo aceite en el que hemos frito el pimiento y la cebolla, ponemos una cucharada de aceite de oliva y aquí volcamos la mezcla de patatas. Movemos un poco la sartén para repartir mejor la tortilla y que los ingredientes se esparzan.

Por último, cuando veamos que el huevo ha cuajado, le damos la vuelta a la tortilla con un plato llano grande, y la dejaremos cocinar otros minutos por el otro lado… ¡listo!. Este es uno de los platos tradicionales españoles que más me gustan. Y… ¿a ti?

¿Qué te han parecido estos dos platos tradicionales españoles? Existen muchos otros como un plato de paella, fabada tradicional o un delicioso gazpacho bien frío para épocas de calor. ¡Pero no da tiempo a hablar de todo!

1 Comentario

  1. Me encantan los platos españoles, me hacen acordar a mi abuela. Muchas gracias por la información

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here