Sustituir las chucherías y golosinas por meriendas sanas para niños, es muy fácil. A continuación, os dejo algunas ideas que podéis incluir en vuestros menús. Es importante mantener una dieta equilibrada todos los días. ¿Por cuál quieres comenzar?

Meriendas sanas para niños: crema de mandarina

meriendas sanas para niños
Fuente: clemcott

Ingredientes

  • 200 ml de zumo de mandarinas
  • 1/2 cucharada de maicena
  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharada de azúcar glas
  • 2 cucharadas de leche fría

Realización

Comenzamos exprimiendo las mandarinas y colando el zumo. A continuación, calentamos el zumo en una olla o en un vaso, pero sin que llegue a hervir. Mientras tanto disolvemos la maicena en la leche fría, evitando los grumos. Por otro lado, mezclamos en un recipiente la yema de huevo con el azúcar glas, y batimos con mucha energía durante 2 minutos. Por último, añadimos la leche con la maicena y removemos muy bien.

Para acabar con esta deliciosa merienda, agregamos todo el preparado al zumo de mandarina y lo volvemos a poner a calentar 5 minutos, removiendo constantemente hasta que espese. Después retiramos del fuego y lo vertemos donde vayamos a servirlo.

Hemos de dejar que este postre enfríe en la nevera, pues así estará más bueno… pero esto es cuestión de gustos. A la hora de tomar la merienda podemos hacerlo junto con unas rodajas de otra fruta, por ejemplo. También podemos utilizar gajos de mandarina o ralladura de lima. Existen muchas otras recetas como la torta de mandarinas que te van a encantar.

Meriendas sanas para niños: magdalenas caseras

meriendas sanas para niños
Fuente: cakesbytosan

Ingredientes

  • 130 gr de harina
  • 1 limón
  • 200 gr de azúcar
  • 5 huevos
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/2 vaso de aceite de girasol
  • Moldes de papel para magdalenas

Realización

Comenzamos rallando la cáscara de un limón y la dejamos a un lado. Después batimos los huevos e incorporamos el azúcar. Debemos seguir batiendo hasta que se disuelva totalmente. A continuación, agregamos poco a poco la harina, la levadura y la ralladura del limón. Seguimos removiendo muy bien. Por último añadimos el aceite y batimos hasta obtener una masa homogénea.

Debemos dejar reposar la masa durante 15 minutos mientras precalentamos el horno a 200º C. A continuación, colocamos los moldes de las magdalenas sobre una bandeja apta para horno. Por último, rellenamos cada hueco con la masa hasta cubrir las 3/4 partes de los mismos con ella. Horneamos entre 10 y 15 minutos, y listo. Si os gusta esta receta os van a encantar las magdalenas de leche condensada y chocolate.

Tortillas enrolladas de jamón y queso

meriendas sanas para niños
Fuente: recipetineats

Ingredientes

  • 1 huevo
  • 2 lonchas de jamón cocido
  • 2 lonchas de queso o queso crema
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Realización

Comenzamos batiendo los huevos muy bien, después les añadimos una pizca de sal y ponemos a cocinar la tortilla en una sartén. Cuando esté cuajada apartamos del calor y añadimos las lonchas de jamón cocido y sobre ellas las lonchas de queso. Utiliza el tipo de queso que más te guste.

 

Una vez hecho el paso anterior solamente debemos enrollar la tortilla sobre sí misma. Ahora podemos servirla tal cual o bien cortarla en trozos. Como vemos es una idea estupenda para merendar algo salado.

Meriendas sanas para niños: kiwis rellenos de queso

meriendas sanas para niños
Fuente: cookingontheweekends

Ingredientes

  • 4 kiwis
  • 4 cucharadas soperas de queso mascarpone u otro queso cremoso
  • 1 manzana

Realización

Comenzando cortando los kiwis por la mitad y luego los vaciamos con una cuchara pequeñas o algo similar. Después colocamos la piel en una bandeja, en un plato o donde quieras. Si es para una sola persona podemos hacer la mitad de kiwis con la mitad de los ingredientes de la lista.

Por otro lado pelamos la manzana y le quitamos el corazón y las semillas. Cortamos la fruta en láminas muy finas, lo más que podamos. Estas rodajas las vamos poniendo en una bandeja apta para horno y las barnizamos con un poco de agua azucarada, así creamos un poco de almíbar. Después secamos la manzana en el horno durante 1 hora a 100º C.

Mientras tanto batimos muy bien la crema de queso hasta que sea menos pastosa, seguidamente la mezclamos con una o dos rodajas trituradas de manzana horneada previamente. Con esta deliciosa mezcla rellenamos cada mitad de kiwi. Para servirlo, podemos poner cada kiwi sobre una de las rodajas de manzana que hemos horneado y así decoramos también el plato. Como vemos hay muchas recetas para niños con kiwis. ¡Deliciosas!

Meriendas sanas para niños: hummus con palitos caseros

meriendas sanas para niños
Fuente: heatherchristo

Ingredientes

  • 360 gr de garbanzos cocidos
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 limón
  • 2 cucharadas de tahini
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 2 cucharaditas de pimentón
  • 150 gr de harina integral
  • 5 gr de levadura fresca
  • 25 gr de Nueces de California
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil

Realización

Esta receta también se puede probar con tiras de zanahoria, pues queda buenísima. Pero, esta vez, la vamos a acompañar de unos deliciosos palitos de nueces hechos en casa. Así que para comenzar con ellos colocamos la harina en un recipiente con una pizca de sal y removemos un poco.

En otro recipiente colocamos agua tibia y la levadura y la diluimos. Después añadimos el agua y la levadura al recipiente de la harina con la sal. Seguidamente añadimos también dos cucharadas de aceite y las nueces picadas.

Mezclamos todo muy bien hasta obtener una masa homogénea y amasamos hasta que se vuelva uniforme y elástica. Para poder trabajar con la masa antes debemos dejarla reposar para que fermente. Para ello colocamos un paño húmedo sobre ella y la dejamos reposar unas 2 horas o hasta ver que ha doblado su tamaño.

Una vez pasado este tiempo ya podemos dar forma a los palitos, para ello cortamos pequeñas porciones de masa y hacemos “churros” con ellas, tantos como queramos. Después horneamos a 180º C durante 15 minutos. Pasado este tiempo, las sacamos y dejamos enfriar.

Para hacer el hummus basta con triturar muy bien los garbanzos, previamente cocidos. Esto lo podemos hacer con una batidora y con el zumo de medio limón, el tahini (opcional), pimentón una cucharada, comino, pimienta, una pizca de sal y cuatro cucharadas de agua. Bate todo muy bien hasta que quede una crema suave y densa.

A la hora de servirlo podemos hacerlo en uno o varios recipientes con un poco de pimentón, un chorrito de aceite de oliva y un poco de perejil picado. Además añade uno o dos palitos de nueces hechos en el horno.

¿Qué te han parecido estas meriendas sanas para niños? ¿Podrías añadir más recetas que te gusten?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here