Cómo hacer gambas al ajillo con vino blanco ¡un delicioso aperitivo!

0

Las gamas al ajillo se han convertido en una receta tradicional que es preparada en todos los rincones de la geografía nacional. Es raro no entra a un bar o restaurante, y encontrarte en su carta este sabroso plato. Es ideal para tomar a base de tapas y raciones entre amigos. Pero a pesar de que suele gustar a todo el mundo y lo fácil que es de cocinar, no suele aparecer en la mesa de casa. Eso sí, una vez que leas la receta de nuestras gambas al ajillo, estoy segura de que lo prepararás bastante a menudo, pues es una idea genial para el aperitivo entre amigos.

gambas al ajillo
Fuente: juantiagues

Puedo asegurar, sin equivocarme, que se trata de un plato exquisito, que mezcla a la perfección el sabor de las gambas con ese toque de ajo y guindillas. Esto hace que sea un plato ideal para comer a cualquier hora del día. Eso sí, siempre acompañado de un buen trozo de pan para mojar es su salsa. Se me está haciendo agua la boca solo de pensarlo.

Ingredientes para las gambas al ajillo

  • Gambas crudas (tamaño mediano-grande, ya que al cocinarlas reducen de tamaño).
  • Dientes de ajo.
  • Pimentón (picante o dulce, al gusto).
  • Perejil.
  • Aceite de oliva.
  • Vino blanco.

Preparación de gambas al ajillo

La receta que hoy os vamos a enseñar, es la que suelo preparar en casa. Esto no significa que sea la única o la mejor, sino que se trata de un plato que en cada casa se prepara de una forma diferente. Ocurre lo mismo que con la tortilla de patatas, que cada uno la puede hacer como quiera. Dicho esto, es hora de empezar con los pasos para preparar nuestra receta.

  1. Lo primero de todo será pelar las gambas. Si estas son frescas mucho mejor. Las arroceras suelen dar muy buen resultado por su tamaño. Si no queremos entretenernos en pelar las gambas, siempre podemos utilizar gambas congeladas ya peladas.
  2. El siguiente paso será picar bien los ajos, lo más pequeño que podamos. Si hay gente a los que no les gusta el ajo, entonces os recomiendo que los cortéis un poco más grandes para que los puedan quitar.
  3. Cogemos una sartén y le añadimos un poco de aceite de oliva. En ella pondremos los ajos a dorar.
  4. Cuando el ajo haya cogido algo de color, le añadiremos las gambas. Todo esto lo freiremos un poco, añadiendo a continuación el vino blanco. La cantidad de vino que echaremos dependerá de la cantidad de gambas que estemos cocinando.
  5. Ahora lo que hay que hacer es dejar reducir un poquito el vino blanco y que se evapore a la mitad. Lo que se consigue es que se reduzca el alcohol pero mantenemos el sabor del vino.
  6. Una vez reducido el vino a la mitad, añadimos el pimentón al gusto y un poquito de perejil menudito. Si te gusta lo picante le puedes añadir alguna cayena o algún toquecito de pimienta negra.

Normalmente se sirven en una cazuela de barro para que mantenga el calor, pero también puedes hacer unos pinchos con su pan y sus gambitas, o bien añadir también gulas a la preparación. ¡Quedará delicioso!

Vídeo de cómo preparar las gambas al ajillo

Para los que os gusta ver todos los pasos que hay que seguir para preparar una receta, os dejamos el siguiente vídeo publicado en Youtube por el usuario “El cocinero de rota” donde podemos ver todos y cada uno de los pasos.

Si te ha gustado esta receta, no te pierdas la de gulas al ajillo con gambas y la del ajoarriero con gambas.

Dejar respuesta