Cómo hacer patatas fritas al horno

0

Una receta deliciosa, fácil y lo mejor de todo, ¡saludable! Las patatas fritas al horno se han puesto de moda para reducir el aceite y dejar todas las propiedades de la patata. ¡Toma nota!

No sé si os pasará a vosotros, pero conozco a poca gente que no le guste las patatas fritas. Hoy tenemos la posibilidad de aprender a hacer esta receta deliciosa sin tantas calorías como si las hiciésemos a la sartén fritas. Es una opción estupenda para disfrutar de un plato repleto de sabor y salud y el cual podemos compartir con toda la familia. Con todos los alimentos procesados que encontramos por ahí, la comida rápida, el exceso de grasas y el desconocimiento de los ingredientes de lo que cocinamos puede ocasionar a lo largo del tiempo algunas enfermedades simplemente por lo que comemos. 

Siempre va a ser mejor cocinar nosotros mismos y no optar por aquellos productos precocinados que, al principio puede parecer una idea rápida, sencilla y muy fácil de cocinar, pero a la larga descubrimos que es mucho mejor cuando cocinamos nuestra propia comida porque al fin y al cabo, sabemos lo que comemos. Por eso hoy os quiero contar cómo elaborar algo tan “industrial” como son las patatas fritas, esas que podemos ver en cualquier supermercado, las cuales, lo único que tenemos que hacer es freírlas en una freidora, pueden pasar a ser un plato súper saludable y sin nada que envidiar a las demás.

Pasos para hacer patatas fritas al horno

Lo mejor de cocinar las patatas fritas de esta manera es que quedan crujientes y el sabor es mucho mejor que cuando las freímos en la sartén. Estoy segura de que una vez que las hayáis hecho no volveréis a probarlas fritas, ya que además de saludables, ¡están deliciosas! Y además se pueden elaborar sin nada o por el contrario añadir especias o hierbas aromáticas. Sigue los pasos y aprende a hacer un plato exquisito para sorprender a tu familia, amigos o a alguien especial. ¡Toma nota! Vamos a necesitar:

  • 4 patatas grandes
  • 3 cucharadas de aceite oliva virgen extra
  • Tomillo
  • Ajo granulado
  • Pimentón
  • Pimienta negra
  • Sal

Comenzamos lavando muy bien las patatas y las cortamos de manera alargada y gruesa, de manera que cuando estén en el horno se hagan bien sin quedarse excesivamente negras o que se hagan demasiado rápido. Un truco de cocina muy aconsejable es meterlas al microondas en un recipiente con agua durante cinco minutos, sacarlas y secarlas con papel de cocina. De esta manera quedarán mucho más crujientes.

patatas fritas al horno

Mientras se calientan en remojo al microondas vamos a precalentar el horno a 230º. Escurrimos las patatas, las secamos muy bien y rociamos un chorrito de aceite de oliva (3 ó 4 cucharadas aproximadamente). Es el momento entonces de espolvorear las especias y las hierbas aromáticas al gusto, A mi me gusta añadirle al final un poco de orégano, queda genial y le da un sabor exquisito. 

Continuamos colocando las patatas en una fuente previamente engrasada con un poco de aceite de oliva para que no se peguen con el calor del horno. Este paso es muy importante y es que debemos cubrir toda la fuente con un papel de aluminio, este será el punto clave para que las patatas queden súper crujientes. Metemos al horno y dejamos que se cocinen durante 5 minutos. Retiramos el papel de aluminio y volvemos a introducir durante otros 10 minutos (dependiendo de la potencia del horno puede alargarse hasta 20 ó 30 minutos). 

Cuando veamos que las patatas están doradas, sacamos del horno y removemos para que se hagan todas perfectamente. Volvemos a introducir y dejamos unos 5 minutos aproximadamente. Sacamos del horno con cuidado para no quemarnos y, ¡listo! Una idea genial para compartir con toda la familia de manera saludable, las patatas quedarán doradas, crujientes y deliciosas.

Podemos acompañar este plato con una gran variedad de recetas: queso fundido, huevos al horno, introducir además de las patatas, un poco de bacon o alguna salsa para que queden cremosas y estupendas. Sin duda puede convertirse en uno de los platos para cuando no sabes qué cocinar y lo mejor de todo es que apenas tiene calorías. 

como hacer patatas al horno

Ahora que sabes cómo cocinar las patatas fritas al horno, haz la prueba y comprobarás que las patatas fritas industriales no tienen nada que hacer cuando coges un delantal y te pones a cocinar. Siempre he sido partidaria de la cocina tradicional y la comida casera, por eso debemos dejar de lado aquellos productos preconizados y los alimentos procesados. Por eso hay que apostar por la comida tradicional, las auténticas recetas caseras y sobre todo la posibilidad de poder disfrutar con toda la familia o amigos de platos exquisitos. Cuando hacemos algo nosotros tiene mucho más sabor, es mucho más natural y lo mejor de todo, podemos presumir de haberlo hecho nosotros mismos.

Dejar respuesta