Receta de chuletas de cordero gratinadas

0

Hoy en nuestro blog de recetas vamos a descubrir los pasos que debemos seguir para preparar unas sabrosas chuletas de cordero gratinadas, una receta diferente para disfrutar de una carne muy sabrosa.

El cordero es una carne que suele gustar a todo el mundo aunque también es posible encontrarnos a personas cuyo sabor no es nada agradable. Para estos casos, lo mejor de todo es buscar la forma adecuada para enmascarar en parte ese sabor tan peculiar de este alimento y de esta forma poder disfrutar de él siempre que se quiera. Una posible solución es la receta que hoy os traemos. Se trata de chuletas de cordero gratinadas, una receta muy sencilla y donde el queso tostado le da un toque muy especial al plato.

chuletas de cordero gratinadas
Fuente: Javier Lastras

Ingredientes para preparar chuletas de cordero gratinadas

Los ingredientes que vamos a utilizar para 4 personas son:

  • 8 chuletas de cordero (cuanto más tiernas mejor)
  • 4 patatas grandes
  • Salsa de tomate
  • Queso para gratinar
  • Aceite
  • Pimienta
  • Sal

Pasos para preparar chuletas de cordero gratinadas

Una vez que hemos conocido los ingredientes que necesitamos para elaborar el plato, es hora de ponernos manos a la obra.

  1. Lo primero de todo es preparar una salsa de toma espesa. Tenemos dos opciones: una primera que consiste en prepararla nosotros mismos a partir de tomate natural y una segunda que es utilizar salsa de tomate que ya viene preparada. En ambos casos, lo que os recomiendo es que la concentréis todo lo que podáis.
  2. En una sartén ponemos un poco de aceite de oliva y freímos las patatas que habremos cortado en formato redondo de medio centímetro de grosor. Una vez fritas, las dejamos escurrir y las reservamos para su posterior uso.
  3. En la misma sartén donde hemos hecho las patatas, echaremos un poco de aceite y freiremos las chuletas que previamente habremos salpimentado.
  4. Cuando tengamos todo listo, cogeremos una fuente para horno y colocaremos en la base las chuletas. A continuación, sobre la carne, colocaremos las patatas y la salsa de tomate que hemos preparado. Por último, se coloca el queso y se mete en el horno que previamente habremos precalentado a 200 o 220 grados.
  5. Cuando veamos que el queso empieza a coger un tono marrón, será cuando habrá que sacarlo.

A la hora de emplatar, os recomiendo ir con cuidado de no romper las patatas para que la estética sea la mejor posible.

Si os apasiona el cordero, os invitamos a que probéis las recetas de caldereta de cordero o cordero con sofrito de pimientos y ciruelas.

Dejar respuesta