Valora este artículo para mejorar la calidad de este sitio ...
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Cada mes de mayo desde hace miles de años los atunes rojos cruzan el estrecho para entrar en el Mediterráneo a desovar. Es el momento en que su carne es más sabrosa y apreciada. Un verdadero manjar, que se pesca desde tiempos prerromanos utilizando la almadraba, que ahora se puede disfrutar en diferentes presentaciones, desde la más tradicional a la más innovadora, en el Mercado de San Idelfonso.

Directo desde Hawai

Exótica es la propuesta de Bar Ceviche, un puesto recién llegado al mercado que trae del Pacífico el famosísimo PoKe Hawaiano, que está causando furor en todo el mundo y que ahora se puede disfrutar, en primicia, en el Mercado de San Ildefonso. El “Po-Kay”, así se debe pedir, es uno de los platos más populares de la cocina hawaiana. El término PoKe significa trozos pequeños y entre los favoritos está el PoKe de Atún. El plato incluye pequeños trozos de atún crudo marinados de salsa de soja, vinagre de arroz y aceite de sésamo entre otros ingredientes. Se sirve en plato hondo (“bowl”) acompañado con ingredientes como arroz o lechuga, aguacate, zanahorias, pepino, semillas de sésamo y algas nori rostisadas. Un plato único, saludable, fresco y absolutamente delicioso.

De Barbate a Madrid

Para celebrar la “fiesta del atún”, Granja Malasaña ha preparado dos grandes platos. El primero es un exquisito Tartar de atún rojo de Barbate pescado en almadraba que se ultracongela una vez hecho el ronqueo (despiece del atún). El atún se corta al momento para hacer el tartar, que se aliña con salsa roja y aceite de oliva virgen. Otra opción en este puesto, igualmente sabrosa, es el Atún Rojo de almadraba con huevos fritos de corral y patata pochada, lo mejor del mar y la tierra.

Sobre el Mercado de San Ildefonso

Con más de 700m2, distribuidos en tres plantas, este sofisticado espacio gastronómico, Primer Street Food Market de España, alberga 18 puestos temáticos con una estética 100% urbana, tres barras de servicio (una por planta), mesas altas corridas y dos terrazas. La principal está recubierta por una gradería de madera que traslada al visitante a cualquiera de las plazas que se pueden encontrar en el barrio de Malasaña. La segunda es un pequeño rincón lleno de vegetación que nos sitúa en un parquecillo urbano.

Este espacio gastronómico, cultural y social basa su oferta en una apuesta desarrollada por una nueva generación de profesionales reconocidos, que quieren acercar al público una manera diferente de entender la cocina española tradicional y moderna, con productos de altísima calidad, tanto para degustarlos in situ como para llevar a casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here