Cómo hacer una tarta de queso fría con base de galletas

0

Si hay un postre que lleva triunfando en las mesas de todo el mundo desde hace mucho tiempo, esta es sin duda la tarta de queso fría, un pastel muy fácil de elaborar y que no requiere de horno para su elaboración, además de utilizar unos ingredientes muy económicos.

Si tuviera que elegir entre los muchos tipos de pasteles fríos que podemos elaborar, sin duda me decantaría por la tarta de queso fría con una gruesa capa de galleta. Tengo que reconocer que es mi debilidad y que cada vez que salgo a comer fuera de casa y está en carta, no puedo dejar pasar la oportunidad de probarla. A lo largo de todos estos años, he probado algunas muy buenas y otras no tan buenas. Si os pasa como a mi, lo que tenéis que hacer es aprender a prepararla vosotros mismos. Sigue leyendo y descubre lo fácil que es.
tarta de queso fría

Ingredientes de la tarta de queso fría para 4 personas

En este caso diferenciaremos los ingredientes necesarios para la base y los que necesitamos para crear el relleno.

Ingredientes para la base:

  • 75 gramos de mantequilla
  • 15 galletas María de las de toda la vida
  • 1 cucharadita pequeña de sal

Ingredientes para el relleno:

  • 400 gr. de nata liquida para montar 35% materia grasa
  • 500 gr de queso de untar tipo Philadelphia
  • 2 sobres de cuajada Royal o similar
  • 100 gr. de azúcar
  • Mermelada casera o comprada

Pasos a seguir para preparar una tarta de queso fría

  1. Lo primero que deberemos hacer es prepara la base de galletas maría. Para ello trituramos cada una de las galletas hasta que se queden como si fuera polvo. Para conseguir esto podemos utilizar la batidora o bien un mortero que tengamos por casa.
  2. A continuación añadimos la mantequilla a un cazo y la podemos a derretir al fuego. Le añadimos un poco de sal y lo mezclamos todo con la galleta que habíamos preparado en el paso anterior.
  3. Esa mezcla la utilizaremos para forrar el fondo del molde donde daremos vida a nuestra tarta de queso fría. Debemos extenderla por toda la superficie hasta que no se vea nada del molde. Hecho esto, lo reservamos y empezamos con el relleno.
  4. Para el relleno, calentaremos la nata en un cazo a fuego lento e iremos incorporando el azúcar sin dejar de remover. También añadiremos el queso y las cuajadas que previamente habremos diluido en un poco de leche. Es muy importante que no dejemos de moverlo para que no se pegue.
  5. Una vez que toda la mezcla empiece a hervir, la retiraremos del fuego y lo verteremos con mucho cuidado en el interior del molde que habíamos preparado con la galleta.
  6. El molde junto con nuestra tarta de queso fría lo meteremos a la nevera durante 12 horas aproximadamente para asegurarnos de que quede bien cuajada.
  7. El último paso que nos quedaría, sería cubrirla con la mermelada que hayamos elegido.

Pero no es la única receta de tarta de queso que te puedes encontrar, ya que hay muchas otras variantes como esta que publicamos hace algún tiempo donde se explicaba los pasos para elaborar un pastel de queso mascarpone.

Dejar respuesta