Valora este artículo para mejorar la calidad de este sitio ...
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Ingredientes :

Para las masas de bizcocho:

– 4 huevos

– medio vaso de azúcar normal

– medio vaso de azúcar vainillada

– 1 cucharada de miel

– 200 gr de mantequilla

– 1 cucharadita de levadura

– 250 gr de harina

Para el relleno:

– 200 gr de mantequilla en pomada

– 200 gr de leche condensada

– 150 gr de queso de untar
Preparación :

Mezclamos en un cazo todos los ingredientes para hacer los bizcochos, excepto la harina. Lo calentamos al baño maría hasta que quede una masa homogénea. Apartamos del fuego y añadimos la harina, hasta que quede una pasta como para hacer bizcocho.

Engrasamos y enharinamos un molde para horno y vertemos un poco de la mezcla anterior. Tiene que tener menos de un centímetro de altura, unos 5 mm o poco más. Metemos el molde en el horno a unos 180º y lo sacamos cuando se haya cuajado bien. Tened cuidado porque al ser un bizcocho tan finito se hace enseguida. Repetimos esta operación hasta 4 veces, nos tienen que salir 4 bizcochos.

Mientras se enfrían los bizcochos hacemos la crema de leche condensada. La mezclamos con la mantequilla y el queso fresco, si quedara muy liquida, podéis ponerle una cucharadita de gelatina en polvo diluida en una cucharada de agua caliente y lo dejáis enfriar en el frigorífico hasta que se espese. Ahora montamos la tarta. Bizcocho, crema, bizcocho, crema, bizcocho, crema, bizcocho. Y adornamos con un poco de azúcar glass o chocolate en polvo.

Valora este artículo para mejorar la calidad de este sitio ...
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Compartir
Artículo anteriorCanapés Ratatoille
Artículo siguienteGazpacho de Sandía

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here