Recetas de snacks para chuparse los dedos

1

¿Tienes una fiesta en casa o una cena con amigos? Hoy quiero contarte algunas recetas de snacks que no os llevarán mucho tiempo. Deja a tus invitados boquiabiertos con estos aperitivos para chuparse los dedos.

Cuando celebramos una fiesta, evento o simplemente queremos sorprender a alguien con una cena especial siempre nos van a surgir las dudas sobre qué cocinar. A mi me ha pasado, a vosotros seguramente también. Por eso, hoy quiero contaros cómo hacer algunas recetas sencillas de snacks, aperitivos y entrantes con los que podéis inspiraros y tomar nota para tu siguiente evento, ya seas el anfitrión o un invitado, porque a veces también hacemos cenas con los amigos en las que cada uno lleva algo de casa para ahorrar algo de dinero, ¿verdad? Toma nota y sorprende a tus invitados como si fueras un auténtico cocinillas.

desayuno en familia

A la hora de elegir snacks para una fiesta o simplemente por acompañar con algún plato debemos tener en cuenta que no sean demasiado pesados, puesto que podemos hincharnos y no comer luego el plato principal.

Palitos de mozzarella

¿A quién no le gustan los palitos de mozzarella? Hoy os dejamos con esta receta tan deliciosa ideal para aperitivos y bocaditos. Los palitos de mozzarella están para chuparse los dedos, ¡literalmente! Hoy te contamos cómo hacerlo paso a paso.Un snack rápido y muy fácil de preparar. Además, ¡podemos combinarlo con una gran variedad de salsas! Para esta receta necesitamos:

  • 500 gramos de mozzarella cortada en palitos
  • Media taza de harina
  • 3 huevos
  • Pan rallado
  • Aceite de girasol
  • Especias

En primer lugar vamos a cortar el queso mozzarella en forma de palitos ni lo bastante gruesos ni demasiado finos. Los pondremos en un recipiente y reservamos. Vamos a batir ahora los huevos en otro recipiente y a continuación, pasaremos al proceso de empanado. Pasaremos cada palito por el huevo, en el que previamente podemos haber echado especias si lo deseamos, y a continuación pasaremos cada palito pasado por huevo por el pan rallado. Los iremos poniendo uno a uno en un plato. Una de las ventajas de esta receta es que podemos congelar los palitos.

Si los vamos a comer en el momento, vamos a calentar la freidora o en su defecto, con aceite de girasol en una sartén. Cuando esté el aceite caliente echaremos y retiraremos cuando estén dorados. Un consejo: cuando se vayan colocando los palitos puede hacerse sobre papel de cocina, de esta manera van a tener menos grasa. ¡Listo! Una idea estupenda para el snack perfecto.

palitos de mozzarella

Mini pizzas al gusto

Uno de los mayores placeres de la vida es poder disfrutar de una pizza casera. Lo mejor de poder disfrutar de una pizza es que podemos elaborarla con los ingredientes que más nos gustan y somos nosotros los que elegimos, ¡es una idea genial! Vamos a necesitar:

  • Harina
  • Levadura
  • Agua
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Salsa de tomate
  • Orégano
  • Queso para gratinar
  • 1 cebolla
  • Relleno (atún, carne, verduras…)

Comenzamos haciendo la masa de las mini pizzas. En un recipiente vamos a tamizar la harina, añadimos un vaso de agua tibia, sal, una pizca de aceite de oliva y la levadura. Removemos bien hasta que obtengamos una masa sólida. Dejaremos la masa en el recipiente tapada con un trapo para que suba (unos 20 minutos aproximadamente).

A continuación, vamos a ir elaborando nuestra pizza al gusto. Lo primero es hacer un sofrito con la salsa de tomate. Como veis en los ingredientes, os he puesto el relleno a elegir, ya que podemos hacer diferentes sabores de las mini pizzas o todas iguales. Mis preferidas son las de atún y verduras, pero podéis añadir el que más os guste.

En una sartén echamos la cebolla bien picada con un chorrito de aceite y dejamos que se poche a fuego lento. A continuación, echamos el relleno que vayamos a utilizar, en este caso las verduras. Una vez esté todo tierno, añadimos la salsa de tomate, volvemos a echar un poco de aceite y orégano. Lo dejamos a fuego lento.

En una superficie con harina ponemos la masa y la estiramos con la ayuda de un rodillo de cocina. El truco que os recomiendo es utilizar un vaso para hacer las formas de las mini pizzas. Extendemos el relleno sobre las bases y metemos al horno a 180º durante aproximadamente 10 ó 15 minutos. ¡Listo! Un aperitivo casero hecho por ti mismo con el que puedes sorprender gratamente.receta de mini pizzaExisten muchos platos que podemos cocinar como entrante, como por ejemplo la pizza, que es bastante contundente pero podemos reducirlo y hacer mini pizzas. Y es que es la mejor oportunidad para sacar el cocinillas que llevas dentro, así como innovar en el mundo de la cocina y poder hacer tus propias recetas con las que puedes variar e incluso añadir ingredientes que no conocías para probar nuevos sabores. ¿Te atreves este fin de semana a sorprender a alguien con estos aperitivos?