Deliciosas recetas de pasteles salados para compartir

1

Hoy quiro contaros algunas recetas de pasteles salados repletos de sabor para compartir con amigos o alguien especial. ¡Diferentes y con un sabor excepcional!

Hoy quiero contaros algunas maravillas de la cocina que podemos hacer con lo que tenemos por casa. Y es que no hace falta gastarse mucho dinero para cocinar recetas deliciosas y poder compartirlo con la familia o amigos. Es ideal si tienes una fiesta de verano en casa y tienes que preparar la cena. Se trata de los pasteles salados, una receta que podemos hacer casi con cualquier cosa. Lo único que vamos a tener que añadir como ingrediente base es la patata. Verduras, vegetales o carnes son los ingredientes estrella para hacer este tipo de pasteles. Necesitan algo de tiempo pero son muy sencillos de hacer, por eso, en cuanto hayas hecho el primero, ¡ya sabes hacerlos todos!

Pastel de ricotta y rúcula

Hoy os dejamos con una receta saludable, fácil de preparar e ideal para dejar en la nevera durante al menos 3 días. Está deliciosa y es muy saludable. Hoy queremos compartir con vosotros esta receta tan saludable y apetecible. Si habéis probado alguna vez la quiche y os gustó os encantará.

Para la masa:

  • 2 tazas de harina
  • Media cucharada de polvo de hornear
  • Sal
  • Media taza de mantequilla sin sal
  • Media taza de queso crema

Para el relleno:

  • Queso Ricotta
  • Media taza de queso parmesano
  • Pan rallado
  • 1 taza de rúcula
  • Pimienta negra

En primer lugar precalentaremos el horno a 200 grados. En un tazón echaremos la harina, el polvo de hornear y la sal. Agregaremos la mantequilla fría y el queso crema. Mezclaremos todo hasta que quede una masa homogénea. Formaremos la masa y la meteremos a la nevera y dejaremos enfriar.

Una vez la masa esté fría,  extendemos sobre una superficie que esté ligeramente enharinada. El grosor será al gusto, pero convendrá que sea más bien mediano. Colocamos la masa suavemente en el molde y pinchamos con un tenedor el fondo. A continuación hornearemos durante 10 minutos para que quede rígida.

¡Ahora vamos con el relleno! Mezclamos el queso ricotta, el queso parmesano, el pan rallado y el huevo ya batido en un tazón y mezclaremos todo. Agregamos los ingredientes restantes como la rúcula, la pimienta, la sal y todo aquello que queramos añadir que nos guste. Vertemos el relleno sobre la masa  y colocamos la tarta en el horno. Bajaremos la temperatura para que no se nos queme. Valdrá con hornear durante unos 25 minutos. ¡Listo! Dejaremos enfriar durante aproximadamente 10 minutos y estará preparado para servir.

Fuente: Liz West
Fuente: Liz West

Pastel de carne

Una receta que siempre me gusta comer en invierno es ésta. Me encanta el sabor y aunque, lleva un proceso y no es una receta rápida, es muy sencilla y podemos hacerla sin ningún problema. Está buenísima y es ideal para compartir. Para esta receta vamos a necesitar:

  • 3 patatas grandes
  • Carne picada
  • Guisantes
  • Salsa de tomate
  • 1 cebolla
  • Queso rallado
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento rojo
  • Sal
  • Orégano
  • Aceite de Oliva

Comenzamos haciendo el sofrito de la carne picada. Cortamos la cebolla en trozos muy finos y la ponemos en una sartén hasta que se transparente, entonces añadimos los guisantes, la zanahoria y el pimiento rojo cortado muy fino también. Cuando hayan pasado 3 minutos, agregamos la carne picada y dejamos cocinar. Echamos un poco de salsa de tomate (opcional) cuando hayan pasado 5 minutos. Mientras tanto, vamos a cocer las patatas en una olla con agua hirviendo.

En una bandeja de horno vamos a poner el sofrito que hemos hecho con la carne. A continuación, debemos hacer las patatas en puré para que quede más jugoso. Podemos aplastarlas con un tenedor o meterlas en la batidora. Lo que es cierto es que va a quedar mucho mejor si lo hacemos con la batidora.

Ahora, añadimos el queso rallado y una pizca de orégano, sal y un chorrito de aceite de oliva. Introducimos al horno durante 10 minutos a una potencia de 180º, dependiendo de la potencia del horno. ¡Listo!pastel de carneComo hemos dicho antes, podemos crear una gran cantidad y variedad de pasteles salados. Mi favorito sin duda es el pastel de carne, ya que podemos añadir más o menos verduras según nuestros gustos y además, es una receta típica irlandesa en la que añaden además hojaldre, para que todo quede más solidificado. Os recomiendo que hagáis la prueba y vayáis variando con los ingredientes hasta conseguir el pastel que más os guste. Para compartir es ideal, pero para una persona sola quizá sea demasiado, y es que no hay nada mejor que cocinar para alguien, ¡es toda una declaración de amor! ¿Con cuál te quedas?

 

1 Comentario

Dejar respuesta