Recetas con soja deshidratada

0

La soja deshidratada o texturizada es uno de los ingredientes esenciales en una dieta vegetariana. Hoy te contamos algunas recetas que puedes hacer con este delicioso producto.

En la cocina vegetariana y las recetas veganas podemos encontrar una gran cantidad y variedad de recetas que cada día se extienden más por Internet. La soja texturizada o deshidratada son trozos deshidratados de soja que han sido elaborados a base de harina o concentrado de soja que han sido tratados para conseguir un producto bajo en grasas y rico en proteínas.

Es un alimento muy ligero, suave y neutro a la hora de llevarlo al paladar y las recetas que vamos a contarte hoy tienen un sabor similar a la carne. Además, la soja deshidratada es muy fácil de conservar y podemos mantenerla en el armario durante incluso meses sin que se ponga mala. Hoy os contamos algunas recetas deliciosas e interesantes a la hora de cocinar este producto. Seguro que no sabías que existía, ¡está buenísimo! Yo lo compro en un herbolario, pero seguramente en algunos supermercados ya lo tengan.

Hamburguesas con soja deshidratada

Si vemos el resultado final de esta receta veréis que vamos a obtener la misma textura de la carne. Para esta receta vamos a necesitar:

  • 200 gramos de soja deshidratada
  • Harina
  • Pan rallado
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • Aceite de Oliva
  • Sal

Comenzamos poniendo en una holla de agua hirviendo los 200 gramos de soja deshidratada y dejaremos que se cocine durante 10 minutos. Cuando esté totalmente cocida veréis que tiene el mismo color que la carne picada cruda. Ahora tendremos que ponerla en un colador para que se escurra todo el agua que ha absorbido.

Picamos muy finamente el pimiento y la cebolla y lo añadimos a la soja deshidratada. Es el momento de poner sobre una base un poco de harina y empezar a moldear las hamburguesas mientras salpimentamos. Veréis que la soja va cogiendo otra textura más solida. Para finalizar, añadimos el pan rallado. No se trata de empanar la hamburguesa sino de que consiga consistencia. Podemos hacer la hamburguesa al gusto junto con el pan de hamburguesa, tomate, ketchup o mayonesa y lechuga. ¡Deliciosa!

hamburgesa de soja deshidratada
Fuente: The Kitchen Paper

Albóndigas con soja deshidratada

Una buena ocasión para introducir la soja en alguna receta puede ser en las albóndigas de soja deshidratada. Puede ser una receta para los más peques ya que esta legumbre tiene muchas propiedades nutricionales como las proteínas.  Para esta receta necesitaremos:

  • 400 gramos de soja deshidratada
  • Harina integral
  • 1 huevo
  • 1 taza de pan integral
  • 1 diente de ajo
  • Perejil, aceite y sal
  • Salsa de tomate

En primer lugar ponemos la soja texturizada en una olla con agua. A continuación escurrimos bien la  soja ya que ésta la absorbe en gran cantidad. En un recipiente vamos a poner toda la soja con dientes de ajo picados, perejil, sal y pan rallado. Mezclaremos hasta obtener una masa sólida que podamos moldear al gusto.  Con la ayuda de la harina integral vamos a darle forma a las bolas de las albondigas. Freímos en aceite a fuego alto y al sacarlas las ponemos sobre un papel de cocina para que elimine el aceite.

Podemos añadir un sofrito compuesto de vegetales para acompañar las albóndigas. Pimientos verdes, rojos y cebolla pueden ser la combinación perfecta. Lavamos y cortamos estos ingredientes y sofreímos a fuego lento y pasados 5 minutos añadimos una salsa de tomate. A continuación añadimos las albóndigas al sofrito y dejamos a fuego muy lento durante aproximadamente 10 minutos.

receta de albondigas de soja
Fuente: Guía Infantil

Espaguettis con soja deshidratada

Una receta deliciosa similar a los espaguettis o arroz a la boloñesa. Deliciosa, saludable, fácil de preparar y con un sabor exquisito. Para esta receta necesitamos:

  • Espaguettis
  • 200 gramos de soja deshidratada
  • Salsa de tomate
  • Orégano
  • Aceite de Oliva
  • 1 ó 2 cebollas
  • Sal

Empezamos hirviendo la pasta en una olla y mientras tanto, vamos a cortar las cebollas. Ponemos la soja en remojo con agua para que se hidrate y una vez esté completamente hidratada vamos a escurrir muy bien para quitar el exceso de agua.

En una sartén grande ponemos la cebolla ya cortada muy finamente a fuego lento junto con la soja, orégano, aceite de oliva y sal. Cuando hayan pasado 5 minutos añadimos la salsa de tomate y dejamos a fuego lento durante 10-15 minutos para que todos los ingredientes cojan el sabor.

Cuando la pasta esté cocida por completo tenemos dos opciones: añadir la pasta a la sartén o a un recipiente. Esto va a depender de nuestros gustos, si nos gusta mezclarlo todo o apartar la salsa de la pasta. ¡Listo! Veréis que tiene el mismo aspecto que los típicos espaguetis a la boloñesa pero mucho más saludables.

salsa de soja boloñesa
Fuente: The Vegan House

La soja deshidratada es muy saludable ya que es un vegetal que contiene muchas proteínas es más que recomendable para los vegetarianos y veganos. Incluso para los carnívoros puede ser una iniciativa para probar cosas nuevas. ¿Cuál es tu favorita?

Dejar respuesta