-

Recetas con pasta ligeras y sabrosas

Aunque la creencia popular es que las pastas “engordan”, lo cierto es que no es así, puesto que, en la actualidad existen modalidades de pastas realmente ligeras y naturales, con las que poder elaborar recetas muy saludables, sin que se pierda su sabor.

Es evidente que la pasta es uno de los alimentos más ricos que hay, a la par que versátil, ya que permite llevar a cabo un gran número de elaboraciones. Si bien, actualmente la preocupación por mantenerse en forma y llevar una vida saludable está más presente que nunca y, dentro de esta creencia, la alimentación sana es muy importante.

En la mayoría de ocasiones, las personas piensan que comer pasta es símbolo de engordar, puesto que se trata de un alimento que cuenta con hidratos de carbono. Sin embargo, como ocurre con otros, todo va a depender de cómo se cocine, del tipo de pasta elegido y de los condimentos que se van a añadir.

Sabiendo de todo esto, hoy en día cada vez existen más modalidades de pasta que permiten elaborar recetas ricas y ligeras. Aunque todo depende del gusto de cada persona, lo cierto es que Pastas Gallo es una de las protagonistas en este sentido. El grupo español se ha convertido en todo un referente dentro de su sector, con muchos años de experiencia al frente de la cocina, cada vez amplía más su catálogo de productos con el fin de satisfacer las necesidades de todos los usuarios.

Si antaño sorprendía con sus líneas de pasta integrales o sin gluten, ahora, cuenta con la línea Nature. Tal y como su nombre indica, este tipo de pasta es totalmente natural, con más nutrientes y mayores beneficios, Nature permite disfrutar de la pasta en un sentido íntegro, con menos calorías y más saludable, pero sin perder ese sabor de siempre.

Esta línea abarca desde la pasta integral, hasta la pasta multi-vegetales y multi-cereales, así como su más reciente lanzamiento, la pasta de 100% legumbres. Perfectas para aquellos a los que les encanta la pasta y las legumbres.

Todas sus variedades con un denominador común, que no queda apagado como ocurre con otras pastas, que unido a sus variedades de pastas con diferentes nutrientes naturales, la hacen una pasta apetecible para todos los paladares.

Gracias a la selección que hace Gallo sobre estas pastas, consiguen que los niños coman legumbres, verduras y cereales por medio de la pasta, siendo así una comida muy saludable para aquellas personas que no desean comer ese tipo de alimentos y a través de la pasta, se consigue el objetivo de una dieta sana y equilibrada.

Sobre la base de esto y desmontando la teoría de que la pasta engorda, a continuación, se detallan algunas recetas ligeras, que se pueden hacer con este alimento y que son un verdadero placer para el paladar.

Ensalada de orecchiette con espárragos

Para quien no lo sepa, los orecchiette son un tipo de pasta que presentan una forma que simula a unas pequeñas orejas, de ahí su nombre. Una pasta especial que tiene un sabor exquisito.

En el caso de querer preparar esta ensalada, hay que tener a mano unos 250 gramos de esta pasta, 8 espárragos verdes, 30 gramos de rúcula, 2 dientes de ajo, 100 gramos de ensalada, sal, orégano y aceite.

Lo primero que hay que hacer es trocear los espárragos, para posteriormente cocerlos durante unos 20 minutos, es importante que el agua contenga un poco de sal. Luego, se tritura la rúcula, junto con la mitad de los espárragos ya cocidos y se añaden los ajos pelados.

De manera paralela, se añade en un bol el aceite y se deja apartado. Tras esto, se cuece la pasta y, después, se escurre bien para luego, calentarla de nuevo con el aceite y los espárragos, un proceso que no debe durar más de un minuto.

Antes de servir, hay que echarlo todo en una ensaladera y esperar a que se enfríe. Una vez hecho este paso, se añaden los brotes verdes de la ensalada y se echa una pizca de orégano para intensificar el sabor.

Espaguetis con gambas

Otra receta estupenda que es muy sencilla de elaborar. Entre sus ingredientes, es importante contar con unos 750 gramos de gambas, 300 de espaguetis, pimienta de cayena, 3 dientes de ajo, perejil picado, aceite, agua y sal.

El primer paso será picar los dientes de ajo y también la pimienta y se deja todo reservado. Luego, hay que pelar las gambas y saltearlas en una sartén a fuego lento con un poco de aceite.

Cuando las gambas cojan el color correspondiente, se retira la sartén del fuego y se deja a un lado.

Posteriormente, se vuelve a poner otra sartén con varias cucharadas de aceite y se echa el ajo y la cayena. Cuando estén dorados, se añade el perejil picado. Luego, en esa misma mezcla, se incluyen las gambas y para finalizar este paso, se añade medio vaso de agua, dejándolo todo cocer por unos 10 minutos.

Paralelamente, se cuecen los espaguetis con el agua muy caliente y, una vez hecho, se escurren y se echan en la sartén anterior con toda la mezcla.

Pasado un tiempo, se echan los espaguetis en una fuente y se añaden las hojas de rúcula, un poco más de perejil y algo de sal.

Lo último...