Receta de pudin casero

0

Todos vosotros estaréis conmigo en afirmar que un buen postre es la guinda perfecta para poner el broche final a una buena comida. El mundo de los postres es muy amplio y variado. Hoy nosotros nos centraremos en la receta de pudin casero, que como bien sabréis, se puede preparar de mil formas diferentes, aunque el resultado final suele ser el mismo, un postre muy sabroso.

Dentro del mundo del pudin, nos podemos encontrar tanto variedades saladas como dulces, siendo algo muy normal si tenemos presente que se trata de una receta que ha sido exportada a todo el mundo desde la cocina inglesa. A pesar de esto, la receta que hoy os vamos a explicar cómo preparar, es cien por cien española. Sigue leyendo y descubre los pasos que debes seguir para su preparación.

pudin casero

Fuente: Cocina con Anibal

Ingredientes para pudin casero

Para preparar un pudin casero con el que dejar con la boca abierta a nuestros invitados, los ingredientes que necesitamos son los siguientes.

  • 4 vasos de leche
  • 6 huevos frescos
  • 8 cucharadas de azúcar
  • Un poco de pan sobrante del día anterior
  • Caramelo líquido

Como podéis observar, se tratan de ingrediente que todo el mundo tenemos por casa habitualmente o que son muy sencillos de conseguir. Lo sorprendente de todo esto es que con estos pocos ingredientes, se puede conseguir un resultado fantástico. Tras todo esto, ya no tendrás escusas para consentir un capricho dulce a tus familiares.

Preparar pudin casero

A la hora de empezar a preparar el pudin casero, lo haremos con los huevos. Tendremos que batirlos bien antes de agregar el azúcar. A continuación seguiremos batiendo los huevos hasta conseguir una mezcla homogénea. Cuando hayamos completado el paso anterior, será la hora de añadir la leche. En este punto es muy importante que esté a temperatura ambiente y no muy fría para obtener un resultado mejor. Removemos todo lo anterior y añadimos el pan del día anterior cortado en trocitos pequeños. Ahí lo tendremos durante un rato hasta que el pan se haya mojado bien con la leche.

En el caso de que no tengamos pan del día anterior, siempre lo podremos sustituir por magdalenas o por cualquier otro tipo de bollería que tengamos en casa. El resultado final será el mismo, un pudin casero para chuparse los dedos.

Con la mezcla ya preparada, es hora de precalentar el horno a 190º. Cogeremos un molde rectangular y en el fondo añadimos un poco de caramelo líquido para después colocarlo a baño María en el interior del horno durante 50 minutos. Pasado ese tiempo, comprobaremos que esté bien cocinado, sacándolo para que se enfríe. Cuando veamos que ya está frío, lo sacaremos del molde.

A la hora de servirlo, es buena idea hacerlo acompañado de nata o crema batida sobre un pequeño plato llano. También es recomendable servirlo frío.

Como ya hemos comentado anteriormente, el pudin casero es un postre que puede ser preparado en cualquier época del año. Yo os recomiendo que visitéis la entrada que publicamos hace algún tiempo donde os explicábamos los pasos para preparar un pudin de Navidad al brandy.

Dejar respuesta