Croquetas de espinacas y jamón serrano

0

Las croquetas son una de las recetas más utilizadas en la mayoría de los hogares ya que nos ofrecen una gran variedad de posibilidades, sólo depende de nuestra imaginación y los ingredientes que tengamos a mano. También se ha convertido en la forma más rápida para reutilizar sobras de comida, por ejemplo la carne sobrante de un cocido madrileño. También suelen ser grandes aliadas a la hora de recibir visitas inesperadas en casa, ya que únicamente hay que meterlas en aceite caliente, sin necesidad de tener que descongelarlas. Como hemos dicho, se pueden preparar de muchas formas, pero hoy nos centraremos en las croquetas de espinacas.

Ingredientes para preparar croquetas de espinacas

Lo primero que debemos hacer es conocer los ingredientes que vamos a utilizar para elaborar estas croquetas de espinacas con jamón serrano.

  • 500 gr de espinacas
  • 50 gr de jamón serrano
  • 70 gr de harina
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/2 litro de leche
  • 2 huevos
  • 4 cucharadas de queso rallado
  • Pan rallado
  • Nuez moscada
  • Sal

Preparación de las croquetas de espinacas y jamón serrano

Croquetas de espinacas y jamón serrano
Fuente: carmenmavis.blogspot.com.es

Una vez que hemos conocido los ingredientes para preparar nuestras croquetas de espinacas, es hora de ponernos manos a la obra.

  1. Lo primero que haremos será cocer las espinacas. Para ello, cogeremos una olla y añadiremos un poco de agua. Metemos las espinacas en su interior y las ponemos a hervir hasta que adquieran la textura deseada.
  2. A continuación cogeremos el jamón serrano y lo cortaremos en trocitos pequeños. Cuanto más pequeño sean, mejor sensación dejarán en la boca.
  3. Cogemos el vaso de la batidora y ponemos en su interior las espinacas que hemos cocido y que habremos escurrido bien para que haya la menos cantidad de agua posible, junto con el jamón troceado, la harina, las tres cucharadas de aceite, la leche y la sal. Todo ello lo batimos bien hasta conseguir una mezcla homogénea.
  4. Una vez que tengamos todo bien batido, cogeremos una sartén y la pondremos al fuego con un poco de aceite. A continuación verteremos la mezcla anterior en su interior. Ahí lo tendremos sin parar de remover hasta que espese. Antes de sacarlo del fuego, le pondremos un poco de queso y nuez moscada.
  5. Cuando veamos que la masa ha conseguido la consistencia de las croquetas, lo retiraremos del fuego y lo dejaremos enfriar.
  6. Cuando la masa esté fría, será hora de empezar a formar las croquetas. Para ello podemos utilizar nuestras propias manos o bien dos cucharas con las que trabajar la masa que hemos preparado.
  7. Los huevos los batimos bien y cada una de las croquetas que hemos preparado las pasaremos por el huevo y a continuación por el pan rallado.
  8. Terminados todos estos pasos, tenemos dos opciones. Congelarlas para un uso posterior o bien poner abundante aceite en una sartén y freírlas hasta que estén doradas.

Aunque aquí hemos visto la forma de preparar unas croquetas de espinacas, los pasos serían los mismos para hacerlas de cualquier otra variedad. Lo que si os recomendamos es que visitéis una entrada que publicamos hace algún tiempo y donde explicábamos la receta perfecta para preparar croquetas.

Dejar respuesta