Albóndigas de pollo a la salsa

0

Receta de albóndigas de pollo a la sala

Hoy te hemos preparando una deliciosa receta de albóndigas de pollo a la salsa, para que puedas darte un verdadero festín, especialmente a la hora del almuerzo. La receta puede parecerte un poco compleja, pero verás que en realidad es muy sencilla. Buen provecho!

Ingredientes para las albóndigas:

  • 1 kg. de pollo
  • 3 huevos
  • 1 taza de pan rallado
  • ½ taza de caldo de pollo
  • ½ taza de queso rallado
  • 4 dientes de ajos
  • 4 cdas. de perejil picado
  • 2 cdas. de albahaca picada
  • 1 cda. de orégano
  • Sal y pimienta

Ingredientes para la salsa:

  •  1 litro de caldo de pollo
  • 2 cebollas
  • 1 ltro. de salsa
  • 1 taza de vino

Preparación:

  • Para preparar estas albóndigas comienza desmenuzando el pollo en un bol, y acompáñalo con el orégano, el perejil, la albahaca y los dientes de ajo, todo finamente picado.
  • Aparte, coloca el pan rallado en un tazón, y a continuación vierte encima el caldo de pollo. Hazlo de a poco y removiendo cada vez, hasta que se forme una pasta homogénea.
  • Cuando tengas tu mezcla de pan rallado y caldo lista, añádesela al tazón donde tenías el pollo desmenuzado y condimentado, y remueve muy bien para que se integre.
  • Continúa añadiendo los huevos (batidos previamente) y el queso rallado. Condimenta con sal y pimienta a gusto.
  • Esmérate a la hora de mezclar todos estos ingredientes para que se integren bien y formen una masa compacta, y, una vez que esté lista, comienza a tomar pequeños trozos y a convertirlos en bolas del tamaño común de una albóndiga.
  • Ve colocando tus albóndigas en una bandeja, y cuando las tengas a todas formadas, llévalas al refrigerador durante 1 hora.
  • Ahora coloca un cazo a fuego medio y vierte en él un poco de aceite. Añade a continuación la cebolla picada y sofríela hasta que adquiera un tono traslúcido.
  • Cuando la cebolla esté lista, añade el caldo de pollo, el vino y la salsa de tomate. Remueve por un momento y deja que todos los ingredientes se cocinen bien, hasta que se reduzcan a una salsa espesa.
  • Cuando la salsa esté lista, comienza a añadir las albóndigas y deja que se cocinen durante unos 30 minutos a fuego moderado, removiendo de vez en cuando.

 Ya tienes tus albóndigas listas, ahora solo te queda servirlas con un poco de arroz o spaghetti, y aderezarla con abundante queso.

Dejar respuesta