Macarrones y pollo con salsa de queso

0

 Pasta con salsa de queso y pollo

Las pastas son de los platos más apetecidos por todo el mundo, por lo que hoy te hemos traído una deliciosa receta para preparar Macarrones y pollo con salsa de queso, pensada para dos porciones, pero tu puedes realizarla para la cantidad de comensales que desees, con el solo hecho de aumentar las cantidades de los ingredientes. Buen provecho!

Ingredientes:

  • 200 gr. de pasta a elección
  • ½ pechuga de pollo
  • 3 cucharadas grandes de jugo de limón
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 cubo de caldo de gallina
  • 150 gr. de queso fresco
  • Perejil
  • Sal y aceite

Preparación:

  • Lo primero que debes hacer es cocinar la pechuga a la plancha, y reservarla.
  • Ahora prepara la pasta según las indicaciones del paquete, y sin olvidar colocar un poco de sal y aceite en el agua durante la cocción.
  • Mientras la pasta se cuece, ve picando muy fino el ajo y la cebolla, y colocándolos a sofreír en una sartén con aceite caliente.
  • Cuando el ajo y la cebolla se hayan dorados, toma la pechuga de pollo, córtala en trozos pequeños, y échalos en el sartén para que se doren durante unos segundos junto al la cebolla y el ajo.
  • Ahora toma una taza del agua en la que estás preparando la pasta, y viértela en el sartén, removiendo un poco.
  • A parte, disuelve el caldo de gallina en una taza de agua tibia, y añádela también al sartén junto al pollo, la cebolla y el ajo.
  • Continúa añadiendo al sartén el queso fresco y el jugo de limón, removiendo muy bien para facilitar la fundición del queso, y la formación de una salsa consistente, pero sin que quede demasiado liquida ni espesa. Para no llegar a ninguno de estos extremas, puedes añadir más o menos queso o agua de la pasta, teniendo en cuenta también que luego que se enfríe, la salsa se consolidará más, por lo que es mejor no pasarse con el queso.
  • Volvemos a la pasta, la cual deberás retirar del fuego una vez haya pasado el tiempo estipulado en el paquete, y colocar en un colador para que escurra toda el agua.
  • Cuando tengas la pasta lista, retira el agua de la olla donde la preparaste, y vuelve a colocar la pasta, sobre la cual añadirás la salsa que tenias en el sartén, y mezclarás un poco.

Ahora ya tienes tu pasta con pollo y salsa de queso lista, pero asegúrate de servirla mientras la salsa y la pasta estén calientes, y de decorar con un poco de perejil picado cada plato.

Dejar respuesta