Darse un homenaje gastronómico es algo que siempre apetece aunque pocas veces sea posible. Bien por tiempo o bien por dinero, ese banquete de pescado y marisco que tanto apetece nunca llega. Pero ahora es más fácil que nunca disfrutarlo en casa y, además, pedirlo a través de la Red. ¿Cómo? Gracias a pescaderías online como Galicia marisco es posible comprar pescado y marisco gallego directamente desde la lonja por Internet.

Cuando se habla de marisco o pescado es inevitable pensar en la gran cantidad de platos que se pueden elaborar con los productos del mar gallego. Las recetas son infinitivas e incluso existen reglas para cocinarlo de la mejor manera y aprovechar todo su sabor. Percebes, cigalas, vieiras, ostras, langostas, mejillones, nécoras o zamburiñas, una lista deliciosa que puede seguir con almejas, bogavante, buey de mar, besugo, rape, dorada, lubina o pulpo gallego.

Todo el marisco que llega desde Galicia merece la pena para preparar un banquete de altura. En este sentido, para aprovechar todo el sabor y los nutrientes, conviene cocinarlo correctamente. Un proceso para el que se deben seguir diferentes pasos con los que escoger el mejor producto y dedicar el tiempo y esfuerzo necesario para su preparación. ¿Listos para cocinar?

Elegir el mejor producto

Para obtener un buen plato se debe poner especial atención en el primer pasos: escoger el mejor producto. Tanto si se habla de marisco como de pescado, cuanto más fresco sea, mejor será para el plato que se cocinará y se servirá posteriormente sobre la mesa.

¿Cómo saber si el producto es fresco? Si se trata de pescado, los colores brillantes y las escamas pegadas al cuerpo son buenos indicativos de la calidad y frescura del producto. Por otro lado, si el objetivo es cocinar marisco como langostinos o gambas, habrá que poner especial atención en el peso: a mayor peso, mayor calidad.

Con todo, existe otro consejo a tener en cuenta en este punto: si el producto comprado no se va a cocinar en las siguientes 24 horas, lo mejor es congelarlo para que no pierda un ápice de sus cualidades. La clave de una buena mariscada reside en los detalles.

Una cocción correcta

Una vez se ha comprado el producto toca hablar de su cocción. El primer elemento a tener claro es el agua en la que se cocerá, puesto que deberá ser en agua de mar o, en su defecto, agua con sal. En esta línea, es importante también conocer el tiempo de cocción, aunque varía en función del producto.

Por ejemplo, para los percebes basta con un minuto y medio, mientras que para cigalas y langostinos el tiempo óptimo son tres minutos. Si se cocinan centollos, deben cocer no menos de 20 minutos, o unos 8 si se trata de nécoras. Son solo algunos ejemplos de la importancia del tiempo de cocción para lograr el mejor sabor.

Los últimos preparativos

Una vez el marisco o pescado esté bien cocido, quedan los últimos toques para ultimar su preparación y servirlo listo para comer. Primero, justo después de su cocción, se deberá colocar en un recipiente con agua y hielo para cambiar la temperatura y que el producto quede con la tensión idónea.

Después, se deberá humedecer con el objetivo de obtener el máximo brillo y sazonar por encima con sal gorda, un toque estético pero también para aportar un toque necesario en su sabor.

De buena tinta

Si se pretende cocinar calamares, un producto exquisito donde los haya, es posible que también entre en juego la tinta del propio calamar, un elemento que aporta tanto un color como un sabor característico al plato final.

Eso sí, habrá que tener en cuenta lo siguiente: la tinta cruda es tóxica, por lo que se debe cocinar para eliminar los componentes dañinos. Además, conviene no abusar de ella para no sufrir problemas estomacales. Pero tranquilidad, con las precauciones básicas disfrutar de la tinta de calamar será una experiencia irrepetible.

Salsas para acompañar

Para acompañar el plato que se haya cocinado existen una gran multitud de salsas que son una opción ideal con al que añadir sabor. Desde mayonesa o salsa rosa hasta salsa tártara, pasando incluso por un simple chorrito de limón exprimido.

Lo importante es encontrar un equilibrio entre el sabor de la salsa y el producto que se ha cocinado. Es decir, que el protagonista sea el marisco o el pescado y que la salsa le dé ese toque original para hacer de su sabor algo todavía más apetecible.

¿Con cubiertos o con las manos?

Ya ha llegado el momento culminante, ese en el que el gusto se convierte en el sentido principal del organismo: es la hora de comer, de saborear, de disfrutar con el marisco o el pescado cocinado y transportar el paladar hacia un mundo de sensaciones distintas. Pero, ¿cómo comemos? ¿con las manos o con los cubiertos?

Cuando se trata de marisco, ambas opciones están aceptadas. Para elegir, habrá que tener en cuenta el contexto, si la situación requiere de formalidad o los comensales pueden tomarse ciertas licencias. En cualquier caso, la prioridad es disfrutar del plato, de todo el sabor del buen marisco o pescado gallego, ya sea con los cubiertos o con las manos.

Para obtener marisco de buena calidad online la opción ideal es GaliciaMarisco.com. La entrega del producto se lleva a cabo entre 24 y 48 horas y se envía en un embase apropiado para conservar correctamente el alimento. Además, los envíos superiores a 120€ son gratuitos, y el cliente tiene la seguridad de que el producto que pide es 100% de origen gallego. Sabores del mar, directos a la mesa a través de Internet.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here