La polémica dieta de la sonda

0

dieta nasogastricaLa dieta de la sonda nasogástrica, popularmente conocida como la dieta de la mochila, es una dieta que se basa en las técnicas de nutrición enteral. Se basa en la colocación de una sonda nasogástrica pediátrica de 2mm, la cual se introduce por la nariz y va descendiendo a lo largo del esófago hasta llegar al estómago.

El padre de esta dieta Gianfranco Cappello y otros muchos médicos que la han importando desde Italia y extendido a muchos países, entre ellos, España y EEUU, garantizan una pérdida del 10% del peso corporal en 10 días y sin consecuencia alguna para la salud. Pero, ¿ES ESO CIERTO?

1º- ES UNA DIETA HIPOCALÓRICA: Entra dentro de las dietas denominadas very low calorie diet (VLCD). Aporta entre 200 y 800 calorías dependiendo del grado de restricción.

2º-ES UNA DIETA CETOGÉNICA: Esta dieta aporta una nula o escasa cantidad de hidratos de carbono. De tal manera que para obtener glucosa, se utilizan las reservas de glucógeno hepático y muscular (glucogenolisis).

3º-CÁLCULOS RENALES: Durante esos 10 días, se degradan gran cantidad de ácidos grasos, que son eliminados por vía renal, pudiendo producirse depósitos de estos y de calcio en la vía urinaria generándose cálculos que pueden derivar en retención urinaria.

4º- IMPLICA LLEVAR UNA SONDA NASOGÁSTRICA: durante 10 días, con los evidentes riesgos de erosiones de la mucosa esofágica, sangrado, estenosis esofágica, infección de la sonda y diseminación sistémica de la infección en casos graves (sepsis).

5º-EFECTO REBOTE: Una pérdida tan rápida y brusca de peso corporal, sin una reeducación posterior del paciente con cambio de los hábitos de vida, no puede sino tener un efecto rebote importante con una recuperación de incluso más kilos de los perdidos.

En conclusión, no existen dietas milagros, con las que se pierda peso rápidamente y sin esfuerzo y cuyos resultados se mantengan a largo plazo. Esto sólo se consigue con una alimentación equilibrada y ejercicio físico regular.

Imagen: vitonica

Dejar respuesta