Hummus de tomate y albahaca fácil y riquísima con Thermomix

A la hora cocinar, cada vez son más las personas que se animan a preparar recetas tradicionales de otras partes del mundo. Os sorprenderíais de todas las deliciosas recetas que nos podemos encontrar, recetas sanas y saludables que se pueden preparar de forma muy sencilla y que son perfectas para todos los miembros de la familia. Entre todas estas recetas, la cocina oriental es una de las gastronomías que más se están extendiendo por todo el mundo. Una de las más tradicionales es sin duda el hummus, una receta originaria de las culturas del Mediterráneo oriental y que es perfecta como picoteo o bien como entrante en cualquier menú.

El hummus de garbanzos es la receta más tradicional, pero esto no significa que no podamos encontrarnos otras muchas variedades, incluso nosotros mismos le podemos dar nuestro toque personal. Como hemos dicho, se trata de una receta muy sencilla, pero para conseguir un textura suave y cremosa, lo mejor es utilizar un potente robot de cocina, como puede ser la Thermomix, quizás el robot de cocina más famoso en todo el mundo.

En el caso de que estés pensando en preparar un hummus thermomix, te invitamos a que te animes a seguir los pasos de la receta que os traemos hoy. Se trata de un hummus de tomate y albahaca que no dejará indiferente a nadie. Si te interesa, sigue leyendo y descubre como prepararlo con la ayuda de tu Thermomix.

Ingredientes necesarios para la receta

Lo primero de todo será conocer los ingredientes que vamos a necesitar para preparar este hummus de tomate y albahaca.

  • 400 gr de garbanzos ya cocidos.
  • 80 gr de tomate seco
  • 90 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 90 ml de agua
  • 2 cucharadas soperas de salsa tahini
  • 2 cucharaditas de café de comino
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharaditas de sésamo
  • 6 hojas de albahaca fresca
  • Pimentón dulce o picante, según nuestro gusto para decorar

Pasos para elaborar la receta

Lo primero que haremos, será hidratar los tomates. Para ello los meteremos en agua tibia durante media hora como mínimo.

Mientras se hidratan los tomates, cogeremos el bote de garbanzos y los lavaremos bien para eliminar toda la gelatina que suelen traer para su mantenimiento. Una vez que veamos que están completamente limpios, los añadiremos a la jarra de la Thermomix junto con el tomate seco hidratado, el diente de ajo, el aceite de oliva y el agua. Todo ello lo trituraremos durante 30 segundos a velocidad progresiva 5 – 10.

Pasado ese tiempo, abrimos la Thermomix y con la ayuda de la espátula bajamos los restos que haya en los laterales, repitiendo la operación durante otros 30 segundos para que queden los menos grumos posibles.

El siguiente paso será añadir el resto de los ingredientes, pero reservando una cucharadita de sésamo para decorar. Volvemos a poner la tapa al vaso y volvemos a triturar durante otros 30 segundos a velocidad progresiva 5 – 10. Con esto ya deberíamos tener la textura perfecta, pero si vemos que aún quedan grupos, se puede repetir la operación las veces que sean necesarias.

El último paso es colocarlo en un recipiente y decorarlo por encima con el sésamo que habíamos reservado y el pimentón elegido.

Una vez que habéis conocido esta receta de hummus de tomate y albahaca, ¿qué os ha parecido? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Ir arriba