Flan de queso al microondas

Aunque el origen del flan se remonta a hace más de dos mil años, sigue siendo un postre con muchos adeptos a día de hoy. En la Edad Media se acostumbraba a consumir durante la Cuaresma, debido a que ciertos alimentos estaban prohibidos y el aporte calórico de la mezcla de sus ingredientes dotaba de energía para llevar a buen fin los trabajos.

Hoy en día no tenemos que esperar horas mirando cómo el flan termina de cuajar en el horno tradicional o al fuego, ni tener que esperar a una determinada época para comerlo. Es un postre fácil, rápido con muchas variantes que además se puede cocinar en unos minutos. Para eso vas a necesitar un microondaspero ¿quién no tiene uno?

El postre más completo

Los ingredientes del flan son tres: huevo, azúcar y leche. A partir de esos tres podemos hacer las variantes que más nos gusten o apetezcan en el momento. Podemos aromatizar la leche con vainilla, canela o limón; hacer el flan con caramelo o sin él o incluso añadir ingredientes para elaborar otro tipo de flanes, como el que hemos elegido, el flan de queso.

La recomendación es utilizar leche entera, para que el postre en sí mismo sea una fuente de calcio, vitaminas y proteínas. No vamos a negar que es un postre calórico. Un flan básico posee casi 400 kcal por cada 100 gramos, por eso hay que tomarlo en pequeñas porciones, pero si sigues una dieta variada no tienes porqué preocuparte si un día tomas un flan de postre. La parte más positiva es que tiene un 8% de proteínas debido al huevo, porcentaje que aumenta al añadir el queso.

A cocinar

Lo primero es hacer la lista de la compra para poder cocinar nuestro flan de queso en el microondas, vamos a añadir algún elemento más para hacerlo aún más cremoso. Utilizaremos caramelo líquido para no tener que hacer nada en el fuego y que el postre pueda hacerse más rápido.

Ingredientes para 5 personas:

  • huevos grandes
  • 500 ml de leche entera
  • 300 gramos de leche condensada
  • 200 gramos de queso crema o quesitos
  • Caramelo líquido

Preparación:

Tenemos que empezar por los ingredientes “más duros”, es decir, hay que batir el queso hasta convertirlo en crema, para ello lo mezclaremos con los huevos en un primer momento. Una vez que la textura sea cremosa, se añade la leche condensada y vamos removiendo poco a poco hasta que todo se integre correctamente.

Quedará una masa pastosa que se hará un poco más líquida cuando añadamos la leche, batiendo despacio con unas varillas. Hay que añadir la leche lentamente para que no queden grumos de ninguna clase, cuando todo esté perfectamente mezclado, prepararemos el molde.

Necesitaremos un molde de Pyrex o de algún material resistente al microondas. En la base de ese molde vertemos con cuidado el caramelo líquido extendiéndolo bien por toda la base y un poco por las paredes del molde.

Para rellenar el molde con la mezcla del flan de queso necesitamos poner una cuchara sopera en el fondo del molde, para que toda la mezcla al caer, lo haga sobre la cuchara, despacio y así no mover el caramelo. Una vez que toda la mezcla está en el molde, es el momento de utilizar el microondas para tener nuestro flan.

Una vez que tenemos el molde en el microondas, hay que ponerlo a máxima potencia durante 10 minutos. Abrir el microondas un poco que salga el vapor que se genera durante unos 5 minutos y volverlo a poner otros 5 minutos a máxima potencia. En ese momento hay que probar si nuestro flan se ha cuajado por dentro. Solo hay que pinchar con un palillo y ver si está líquido o no. 

No olvides que el flan de queso tiene que estar un poco tembloroso y no compacto para que la textura sea la correcta. Si aún está líquido, puedes volverlo a meter unos 3 minutos más hasta que se cuaje el centro.

En este momento la cocina ya estará impregnada de un aroma a queso espectacular que hará que todo el mundo esté deseando probar el flan.

Llega el momento de disfrutar

Después de haber sacado el flan del microondas y dejarlo enfriar un poco, debes dejarlo en la nevera durante unas 3 horas para que se enfríe totalmente. Y ya está. No hay que esperar más. Una vez que esté frío lo puedes desmoldar, ver cómo el caramelo cubre todo el flan de queso y servirlo para el deleite de los tuyos.

Puedes acompañarlo de una salsa ligera de frutos rojos, de nata, merengue o solo, ¡porque está buenísimo!

Este flan puedes hacerlo natural, es decir, sin añadir el queso o cambiando el queso por los ingredientes que más te apetezcan. El turrón y el chocolate son los más utilizados y el sabor es espectacular. Así puedes tener diferentes postres con la misma base y al hacerlo en el microondas lo tendrás en tan solo 15 minutos de cocinado.

Ir arriba