El verano, la alimentación y el niño

0

comidaEn estos tres meses de vacaciones, es importante para los niños cuidar la alimentación, los hábitos alimenticios pueden ser diferentes puesto que las rutinas cambian. Esto se debe a la falta de obligaciones, es decir, si hay que ir al cole el niño tiene que levantarse pronto, pero si no es así puede dormir hasta que le apetezca. Esto es un error muy común que puede evitarse si los padres se lo proponen.

En primer lugar, es conveniente que se hagan cinco comidas al día que son el desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Una de las  más importantes es el desayuno para comenzar el día con energía, de ahí la importancia de levantarse a una hora adecuada para no perder el mismo. Un desayuno adecuado está compuesto por un lácteo, una pieza de fruta y cereales.

No olvidemos en estos días de tremendo calor una adecuada hidratación, la cual es fundamental tanto para los niños como para los adultos, más aún si los niños practican actividad física. Es conveniente evitar las bebidas gaseosas, lo mejor para una correcta hidratación es el agua.

Los niños en las vacaciones pueden caer en el sedentarismo, esto se debe a que en la actualidad se tiende a jugar más con los videojuegos que con los amigos en la calle, como se hacía hace unos años. Esto se ha de frenar lo máximo posible puesto que no es beneficioso para los niños. Algunas actividades recomendables y divertidas pueden ser: salir con la bici, ir a la piscina, jugar a diferentes juegos populares en la calle, etc.

Sin duda alguna, el verano es para el disfrute del niño, pero siempre cuidando su salud y teniendo en cuenta los peligros que pueden aparecer.

 

Imagen: cositasfemeninas

 

 

Dejar respuesta