Las recetas de croquetas caseras sencillas o complicadas son toda una delicia. Nosotros podemos aprender a hacer este rico plato que podemos utilizar tanto de entrante como en forma de complemento. ¿Cuál de las siguientes recetas te gusta más?

Receta de croquetas caseras sencillas de hacer con relleno de atún

croquetas caseras sencillas
Fuente: taste

Ingredientes

  • 1 litro de leche
  • 80 gr de mantequilla
  • 80 gr de harina
  • 1/2 cebolla
  • 120 gr de atún en aceite ya escurrido
  • 2 huevos duros
  • Sal, pimienta y nuez moscada
  • Pan rallado
  • Huevo batido
  • Aceite para freír

Realización

Comenzamos calentando la leche, cortando en dados los huevos y deshaciendo el atún. Esta mezcla la reservamos. Por otro lado, cortamos la cebolla lo más fina que podamos y colamos para eliminar el agua restante. Después la ponemos en una olla con un poco de mantequilla fundida, una pizca de sal y cocinamos a fuego bajo.

Una vez que la cebolla haya cogido algo de color añadimos el atún y los huevos. Mezclamos todo muy bien para que se integren los ingredientes. Después añadimos la harina y mezclamos todo con una cuchara de madera, hasta que la harina desaparezca.

Una vez que todo esté bien movido vamos añadiendo la leche, poco a poco. Después mezclamos hasta que se integre y repetimos el proceso hasta añadir toda la leche. Ahora dejaremos hervir todo durante 15 minutos, moviendo de vez en cuando.  Después probamos la textura, rectificamos en sal y añadimos un poco de pimienta y nuez moscada.

El siguiente paso es verter la masa en una bandeja, previamente engrasada, y tapar con el papel transparente de cocina. Para que la superficie no se quede dura podemos echar un poco de aceite de oliva, esparciendo este por encima. Después tapamos y metemos en el frigorífico para reposar unas 4 horas hasta que coja consistencia.

Pasado el tiempo mínimo podemos hacer las croquetas con la forma que queramos, para luego rebozarlas en huevo y pan rallado. Podemos hacer un doble rebozado para que no se rompan. Por último freímos por ambas caras y colocamos en una fuente con papel absorbente, para eliminar el exceso de aceite.

Receta de croquetas caseras sencillas con relleno de espinacas

croquetas caseras sencillas
Fuente: sotskiy

Ingredientes

  • 150 gr de espinacas
  • 1 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 l. de leche
  • 60 gr. de harina
  • una nuez de mantequilla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Cebollino picado
  • Harina

Realización

Comenzamos dorando la cebolla cortada y el ajo, en una olla con un poco de aceite. Después añadimos la harina y dejamos que también se dore. Por último hacemos la bechamel agregando poco a poco la leche y sin dejar de remover.

Llegados a este punto añadimos las espinacas ya limpias, picadas y sazonadas. Dejamos cocer la bechamel durante 15 minutos, removiendo de vez en cuando. Después la ponemos en una fuente y para que no se endurezca la superficie le añadimos un poco de mantequilla o aceite untado.

Pasado un mínimo de dos horas en el frigorífico, para que coja consistencia, les damos forma a las croquetas y las pasamos por doble rebozado de pan rallado, huevo y pan rallado. Las freímos y por último las ponemos sobre papel absorbente.

Receta de croquetas caseras sencillas de hacer con relleno de queso de Roquefort y nueces

croquetas caseras sencillas
Fuente: taste

Ingredientes

  • 125 gr de Roquefort
  • 100 gr de nueces picadas
  • 3 cucharadas de harina
  • Medio litro de leche (aproximadamente)
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Huevo batido
  • Pan rallado

Realización

Comenzamos troceando las nueces y el queso. Seguidamente ponemos a calentar en una sartén mantequilla y aceite, cuando comience a dorar añadimos la harina y tostamos en poco. Después agregamos la leche, poco a poco y sin dejar de remover; intentaremos evitar los grumos.

Cuando la pasta comience a despegarse de las paredes de la sartén retiramos del fuego. Ahora añadimos el queso y las nueces, integrando todo bien en la masa.

Una vez esté hecha la masa la vertemos en una fuente engrasada y añadimos un poco de aceite esparciendo éste por la superficie. Luego dejamos enfriar en la nevera durante 3 horas. Pasado este tiempo hacemos las croquetas con las formas deseadas, rebozamos en huevo y pan rallado y freímos en abundante aceite. La verdad es que hay muchos platos que podemos hacer con queso, como los flamenquines con salsa roquefort.

Receta de croquetas caseras sencillas rellenas de jamón serrano

croquetas caseras sencillas
Fuente: sheknows

Ingredientes

  • ½ l. de leche entera
  • 200 ml de caldo de cocido o carne
  • 1 cebolla mediana
  • 250 gr de jamón serrano picado finamente
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 5 cucharadas de harina
  • 1 cucharada de almidón de maíz
  • Sal y nuez moscada (al gusto)
  • Pan rallado
  • 2 huevos batidos
  • Aceite de oliva virgen extra

Realización

Comenzamos picando muy pequeña la cebolla y el jamón serrano. Después en una sartén añadimos la mantequilla y dos cucharadas de aceite de oliva. Cuando esté caliente echamos la cebolla y pochamos bien a fuego bajo. Por último el jamón picado y rehogamos un par de minutos.

A continuación, hacemos la bechamel con un poco de harina y removiendo sin parar. Continuamos añadiendo la leche sin dejar de remover para evitar los grumos. También disolvemos la maicena junto con el caldo y la agregamos a la bechamel. Por último añadimos una pizca de sal y nue moscada, al gusto.

Cuando la bechamel esté lista la pasamos a una fuente engrasada y dejamos enfriar. Después tapamos con film transparente y dejamos en la nevera 24 horas. Pasado este tiempo damos forma a las croquetas, las rebozamos y freímos.

Ya sabéis que las croquetas suelen ser redondas y alargadas, pero también las podemos hacer en forma de bolas. Esto irá ligado al gusto y a la presentación que vayáis a hacer de las mismas.

Existe aglún truco que otro para obtener el mejor rebozado. Un buen consejo es repetir la operación del bañado de las croquetas para pasarlas por un segundo pan rallado. Es decir, el doble rebozado hará que las croquetas estén sabrosas, enteras y perfectas. Si hacemos un solo rebozado es muy probable que se nos rompan, abran o partan en la sartén.

Si quieres más información a cerca de el secreto del rebozado puedes consultar en el link. Otro buen consejo es echar las croquetas con el aceite bien caliente, así se harán más rápido y con mejor pinta. Por último, lo que podemos hacer es añadir suficiente aceite caliente como para cubrir la croqueta entera. De esta manera se va a freír igual por todos sitios y se manipulan menos dentro de la sartén, para evitar que se rompan. ¿Qué te parecen estos secretos del rebozado?

¿Sabes otras recetas de croquetas caseras sencillas? ¿Podrías compartir cuáles tus secretos de la bechamel?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here