No cabe la menor duda de que las tartas que se compran en el supermercado no pueden competir contra las tartas caseras, pero lamentablemente las agendas de hoy en día no nos permiten realizar parones para elaborar un buen postre casero con la frecuencia que nos gustaría. Por suerte, para esas ocasiones en las que nos encontramos más ajustados de tiempo, siempre podremos contar con estas gourmet de Thecooksters, pues destacan por su alto valor artesanal, pero además, para cuando te apetezca jugar a la repostería en casa, aquí tienes algunos consejos que te servirán de gran ayuda en la elaboración de tus recetas favoritas.

  1. Si se te ha olvidado sacar la mantequilla de la nevera y está más dura que una piedra, tan solo tienes que colocarla en un plato y taparla con un vaso caliente. Verás que funciona y se ablanda rápidamente.
  1. Si se te rompen los bizcochos cuando intentas cortarlos, espera a que estén fríos, nunca lo hagas cuando están calientes.
  1. Si llevas mucho tiempo sin usar el azúcar moreno y cuando lo necesitas te lo encuentras apelmazado como un bloque, cúbrelo con papel de cocina húmedo y caliéntalo en el microondas durante unos 20 segundos.
  1. Si cada vez que utilizas la batidora todo lo que te rodea se convierte en un verdadero desastre, atraviesa las varillas con un plato de plástico o de cartón, ajústalo a la altura del recipiente y conseguirás evitar muchas salpicaduras.
  1. Si te gustan mucho las galletas, has de saber que es muy fácil convertir tu tarta preferida en galletas. Tan solo tienes que mezclar todos los ingredientes secos que tenga la receta de la tarta y añadirle un huevo que no sea demasiado grande y 100 ml de aceite de girasol.
  1. Si cuando se te cae un trozo de cáscara de huevo dentro del cuenco te cuesta mucho tiempo retirarla, mójate las manos antes de hacerlo y verás que lo consigues a la primera.
  1. Si no tienes un rodillo a mano para estirar las masas, siempre podrás sustituirlo por una botella de vino o por cualquier otra botella de cristal.
  1. Si quieres decorar tus tartas de forma rápida y sencilla, crea tu propia azúcar de colores. Para ello, mezcla un par de cucharadas de azúcar con una gota de colorante alimenticio en una bolsa de congelación.
  1. Si necesitas crear una manga pastelera para glasear tu tarta, también puedes solucionarlo con una bolsa de congelación, colocando todo el glaseado dentro y cortando una esquina para que sea la boquilla, incluso se le puede añadir una de verdad.
  1. Si te has dado cuenta de que no tienes harina en el momento menos oportuno, no te preocupes, puedes moler y tamizar cualquier tipo de cereal que encuentres en tu despensa. No solo se convertirá en harina casera sino que el postre tendrá más sabor.

   11. Si no tienes bandeja para hornear las magdalenas o cupcakes, puedes colocar cada una de ellas en un aro de emplatar pequeño, o bien, llenar la bandeja del horno de arroz y encajarlas ahí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here