Son muchas las personas que afirman que el mejor café es el que se prepara en su cafetería o bar favorito. Los muy cafeteros no dudan en desplazarse hasta ella para disfrutar de su bebida favorita. Pero gracias a las cafeteras automáticas, ya no es necesario tener que salir de casa cada vez que uno quiera tomarse un café. Solo es necesario encontrar el modelo que mejor se adapte a las necesidades de cada uno para empezar a prepararse sus cafés siempre que quiera. De entre todos los modelos que hay en el mercado, te recomendamos una buena cafetera automática krups  (ver modelos recomendados aquí), cafeteras con o sin molinillos que además ofrecen un gran atractivo decorativo.

Como seguro que hay gente que opina que los cafés preparados en las cafeterías seguirán siendo mejor que los elaborados en casa con este tipo de cafeteras automáticas, hoy os queremos dar algunos consejos para conseguir preparar el buen café.

Elegir buena materia prima

Lo primero que debemos hacer, como no podía ser de otra forma, es elegir un buen café. Al ser posible, que el café sea en grano pero en este caso, la cafetera automática necesita tener molinillo o bien tenerlo por separado. El café es importante mantenerlo cerrado en un recipiente hermético para que no pierda ninguna de sus propiedades. También es importante que el café sea guardado en un lugar donde la humedad, la luz y el calor le afecte lo menos posible. De esta forma siempre tendremos materia prima de primer nivel para preparar nuestro café.

En el caso de que no dispongas de molinillo, tendrás que apostar por un café molido, aunque en este caso habrá perdido parte de sus propiedades durante el proceso de envasado. Si quieres saber si el café es fresco, puedes verter una cucharada en un vaso de agua. Si flota es que el café es bueno.

Agua que se vaya a utilizar

El segundo punto clave a tener en cuenta para conseguir un mejor café, es el tipo de agua que se utilizará para su elaboración. Lo más importante, es que esta tenga un sabor neutro que no afecte al resultado final del café. También es importante que esa agua no contenga mucha dureza y cal, además de limpiar el depósito de forma frecuente. Como recomendación, la mejor solución es utilizar agua filtrada, aunque en su defecto siempre podéis utilizar algún filtro de agua en el propio depósito. Con esto se busca mejorar su calidad, y por tanto, la del café.

Si os estáis preguntando si podemos utilizar agua del grifo para preparar nuestros cafés, la respuesta es afirmativa siempre que sea de buena calidad, sin sabor, sin olor y sin colores o sustancias extrañas. De todas formas, lo más recomendable es utilizar la misma agua que utilizamos para beber.

Leche utilizada

Siguiendo con el listado de claves, llegamos a una que va destinada a todos aquellos que toman el café con algo de lecho, en sus muchas variedades. Utiliza leche semidesnatada que tenga un 1,5% de grasa como máximo. Esto os permitirá crear cafés más cremosos.

La taza utilizada

Siguiendo con las claves para poder disfrutar de un café perfecto en casa, llegamos al tema del recipiente donde lo tomaremos. Aunque pueda parecer que no es relevante, a la hora de la verdad resulta muy importante. No es lo mismo tomarlo en una taza de porcelana o material de características similares, a hacerlo en un vaso de plástico. Os aseguro que el sabor no será el mismo. Ahora bien, ¿qué características debería tener la taza?

  • Es importante que el material no sea poroso, de forma que una vez enjuagado, no quede ningún residuo ni olor del café o líquido que pudiera contener con anterioridad. De esta forma se podrá disfrutar mejor de todo el sabor del café.
  • También se recomienda que el interior de la taza sea cóncava, con el objetivo de conseguir cafés de mayor calidad.
  • Por último, es importante que aguante la temperatura del café evitando que se enfríe rápidamente. La porcelana al no ser conductora del calor, puede mantener la temperatura del café un largo tiempo, permitiendo sujetar la taza por el asa sin quemarnos. Además, si tenemos preparada la taza a una temperatura moderada antes de verter el café, conseguiremos que el café no se enfríe.

Sigue las instrucciones del fabricante

Aunque los consejos que os hemos dado a  lo largo del artículo os permitirán disfrutar de un mejor café, es muy importante seguir las indicaciones del fabricante de la cafetera automática para poder sacarle el máximo partido. No nos olvidemos, que al fin y al cabo, han sido ellos los que han realizado las pruebas oportunas y saben mejor que nadie la mejor forma de preparar un buen café con su máquina.

¿Qué otras cosas pensáis que hay que tener en cuenta a la hora de elaborar un buen café con una cafetera automática? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here