-

Consejos para crear tu propio libro de cocina

Son muchas las personas a las que les gusta dedicar parte de su tiempo libre a meterse entre fogones y elaborar nuevas recetas con las que sorprender a familiares y amigos. Si tienes mano para elaborar recetas, ¿por qué no crear tu propio libro de cocina? Puede ser la mejor forma para dejar escrito aquellas recetas que tanto éxito tienen, se puede convertir en un regalo con el que sorprender o bien para ganarse un dinero extra vendiéndolo. Ahora bien, ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de crear un libro de recetas? Son muchas las cosas a tener en cuenta, como imágenes, descripciones o el precio de la impresión. Para esto último, puedes calcular el precio de impresión de libro de recetas en imprentaonline.net.

Dicho todo esto, pasemos a explicaros algunos consejos para crear un libro de recetas perfecto.

Definir el tipo de cocina que realizaremos

Dentro del mundo gastronómico, existe una amplia variedad de recetas como pueden ser clásicas, de vanguardia o de cocina internacional, por citar algunas. En primer lugar, lo que deberíamos hacer es decidir sobre el tipo de platos que aparecerán en el libro, recetas que podrán ser tanto entrantes, como ensaladas, platos principales o postres. Es aconsejable que aparezcan todas estas secciones para que la gente que lo pueda tener, tenga la posibilidad de elaborar un menú completo con tus recetas.

El orden

Como todo buen libro, el orden es primordial. Deberéis elaborar un índice donde aparezcan las diferentes secciones que tendrá el libro. Estas secciones deberían seguir un orden lógico. Por ejemplo, empezar con recetas de entrantes, seguir con ensaladas, luego con primeros, segundos platos y por últimos con los postres. Hay que tener en cuenta, que estos libros no se leen de principio a fin, sino que se van ojeando.

El poder de las imágenes

Como no podía ser de otra forma, el uso de imágenes es fundamental para que el libro sea llamativo. No es necesario fotografiar todo el proceso, pero sí el resultado final para que la persona se puede hacer una idea del plato. Es importante que estas fotografías estén bien cuidadas para que entren por los ojos. Si tienes que solicitar el servicio de un fotógrafo profesional, no lo dudes. Unas buenas imágenes aportarán un extra de dinamismo a las páginas.

Sé honesto

A la hora de compartir con todo el mundo tus recetas, es importante que seas completamente honesto, es decir, no te tienes que guardar ningún truco o ingrediente secreto que utilices. Si lo haces, estarás proporcionando una información incompleta y el resultado no sería el mismo que el mostrado en el libro. Incluye todos los datos, y además, deberás tener en cuenta la inclusión de notas. Pequeños recordatorios, notas, en los márgenes en los que anotar elementos relevantes y que fácilmente pueden caer en el olvido.

La importancia del lenguaje

Por último, pero no menos importante, es tener en cuenta el lenguaje que utilizarás. Este dependerá del tipo de público al que te quieres dirigir. Si vas a dirigirte al público en común, sería recomendable utilizar un lenguaje coloquial para que todo el mundo pudiera entender todos los pasos. Si quieres algo  más especializado, entonces deberías utilizar tecnicismos relacionados con el mundo de la cocina. Independientemente de tu elección, lo más importante es que seas conciso y no te andes por las ramas.

Además de los tips que hemos visto a lo largo de la publicación, ¿qué otros consejos pensáis que son importantes a la hora de diseñar un libro de cocina? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Lo último...