Cómo preparar una salsa vegetariana para la pasta

0

Aprende a cocinar algunas de las recetas más famosas para cocinar la pasta: la algunas ideas para cocinar una salsa vegetariana deliciosa, ¿probamos?

Tanto si sigues una dieta vegetariana como si no, hoy quiero contarte algunas de las mejores salsas para pasta sin nada de carne. Os aseguro que podréis ir variando con las diferentes recetas y están deliciosas. Además, podéis utilizarlas para sorprender a vuestros invitados si tenéis una cena en casa, a tus familiares, amigos e incluso a tu pareja. Toma nota de algunas de estas deliciosas y fáciles recetas y ¡estoy segura de que repetirás!

tallarines pasta al estilo perezoso
Fuente: The Simple Veganista

Cómo hacer una salsa con champiñones y espinacas

Una de mis recetas favoritas que además, salió intentando hacer otra cosa y resultó estar buenísima. ¡Me encanta! Para esta receta vamos a necesitar:

  • Espinacas congeladas
  • Champiñones frescos
  • Preparado vegetal (similar a la nata)
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Aceite de oliva

Comenzamos picando la cebolla muy muy fina, lo mismo haremos con el diente de ajo. En una sartén mediana, echamos una pizca de aceite y ponemos a fuego alto, cuando esté caliente, echamos el ajo y la cebolla bien finitos y bajamos el fuego para que se rehoguen y sofrían. Mientras se cocina el sofrito, vamos a ir lavando y cortando los champiñones en láminas y sacamos las espinacas congeladas. Podrían ser frescas las espinacas, pero he probado a hacerlo y os aseguro que no queda igual, pues no se integran en la salsa sino que se quedan enteras… ¡eso va al gusto! Pero para crear una salsa bien cremosa, os recomiendo las congeladas.

Cuando la cebolla esté transparente y el ajo dorado, echamos las espinacas y a continuación los champiñones ya cortados y lavados. Volvemos a subir el fuego y esperamos que todo se quede bien tierno. Ahora es el momento de echar un preparado vegetal que es similar a la nata y podréis encontrar en tiendas BIO. Ponemos el fuego medio y esperamos a que todos los ingredientes absorban el preparado vegetal. Cuando esté listo, añadimos un poco de pimienta y removemos. Podéis acompañarlo con unos nidos de espinacas. ¡Delicioso!

salsa de espinacas vegetal

Pasta fresca y salsa de verdura

  • Lacitos de pasta
  • Piñones
  • Aceite de Oliva y sal
  • Dientes de ajo picados
  • Pimienta negra
  • Espinacas o col rizada (a elegir)
  • Queso parmesano

Cocinamos la pasta con el procedimiento habitual: hervir agua y dejar que la pasta cueza durante aproximadamente 15 ó 20 minutos. Mientras tanto, vamos a ir preparando los ingredientes que darán todo el sabor a esta receta.

En primer lugar vamos a freír los piñones en una sartén a fuego lento para que no se quemen durante aproximadamente 5 minutos. Retiramos y a continuación echamos un chorrito de aceite de oliva en una sartén, ahí vamos a freír los dientes de ajo picado a fuego lento, ¡cuidado que no se nos quemen! cuando veamos que el ajo empieza a coger un color dorado retiraremos. En la misma sartén en la que hemos frito el ajo, vamos a espolvorear un poco de sal y pimienta, este aceite lo echaremos cubriendo los lacitos de pasta. Mezclaremos todo muy bien y echaremos entonces el ajo y los piñones.

En una sartén a parte vamos a rehogar la col rizada o espinacas para que queden jugosas y esponjosas. Cuando estén hechas por completo, mezclaremos con la pasta. Por último, vamos a cortar el queso parmesano en láminas y añadiremos cuando el plato aún esté caliente, esto hará que se derrita un poco y  quede más apetecible y con una presentación inigualable. ¡Listo! Un plato ideal para el verano, para esos días que nos apetece comer ligero y saludable.

salsa verduras

Salsa de queso vegetariana

Otra de mis recetas favoritas y con un sabor excepcional. Ideal para una dieta vegetariana y súper sencilla de hacer. También puede servir como una salsa genial para los más peques. ¡Os encantará! No contiene gluten ni trazas de origen animal. Necesitaremos:

  • Macarrones de maíz
  • 1 cebolla
  • Queso rallado
  • Caldo de verduras (si es casero, mejor)
  • Almidón de maíz
  • Orégano
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Cortamos la cebolla en dados, lo rehogamos en una sartén con aceite de oliva. Condimentamos con sal, orégano, pimienta negra y nuez moscada al gusto. Cuando la cebolla esté transparente, añadimos el caldo de verduras (no todo).

En otra olla diferente, vamos a disolver el almidón de maíz en el resto del caldo. Cuando tengamos una mezcla bastante espesa, la echamos en la sartén con la cebolla y las especias.

Mientras seguimos cocinando, vamos a poner los macarrones en una olla con agua hirviendo. Cuando estén listos, vamos a mezclar los macarrones con la salsa que hemos creado y pondremos todo en una fuente apta para horno. Echamos el queso rallado y gratinamos a unos 180ºC durante no más de 10 minutos, dependiendo de la potencia del horno. ¡A comer!

macarrones con queso

Ahora que conoces algunas de las mejores salsas vegetarianas para pasta, no dudes en prepararlas y sorprender a tu familia, amigos o pareja. Son más que sencillas de hacer y están deliciosas. ¿Con cuál de estas recetas te quedas?

 

Dejar respuesta