Cómo preparar deliciosas recetas con pasta filo

0

¿Aún no sabes lo que es? Hoy quiero contarte algunas recetas con pasta filo para chuparse los dedos. Saludable, fácil de cocinar y sin complicaciones. ¿Cuál será la tuya?

Estamos en plenas fechas de tener invitados en casa, hacer fiestas de verano y reunirse con familia o amigos para disfrutar de los días de calor y es que puede ser complicada la idea de buscar siempre recetas de aperitivos, pinchos y tapas que poner a tus invitados. Hoy quiero ayudarte y contarte algunas de las recetas hechas con pasta filo deliciosas con las que dejarás a todos impresionados.

La pasta filo es una masa extremadamente fina, casi transparente y muy delicada. Lo mejor de este ingrediente es que es muy versátil y combina muy bien con cualquier alimento. Las recetas son muy sencillas pero he de decir que en el proceso de elaboración hay que ser paciente a la hora de manipularla, ya que requiere práctica para poder llegar a cogerle el truco y saber cocinarla. No hay de qué preocuparse, hoy te quiero contar algunas recetas sencillas con las que dejaréis a vuestros invitados, familia o amigos completamente sorprendidos.

Pastel de espinacas

Saludable, fácil de hacer y un plato exquisito para el paladar. El pastel de espinacas puede estar delicioso si sabemos combinarlo con los ingredientes adecuados. Para esta receta vamos a necesitar:

  • 10 láminas de pasta filo
  • 1 bolsa de espinacas frescas
  • 100 gramos de queso Feta
  • 100 gramos de queso Cheedar
  • 3 huevos
  • Pimienta
  • Orégano
  • Sal
  • Aceite de Oliva
  • Ralladura de limón
  • Nuez moscada
  • Cebollino

En primer lugar vamos a poner en un recipiente el queso Feta, Los huevos, el orégano, la pimienta y 30 gramos de queso Cheedar rallado. Vamos a mezclar todos estos ingredientes muy bien. A continuación vamos a poner las espinacas ya cortadas en una sartén, dejamos que se cocinen durante dos o tres minutos, añadimos sal y dejamos que rehogue. Añadimos las espinacas cuando estén listas al recipiente con el queso Feta y los demás ingredientes.

Este paso es muy importante: cogemos un papel de horno, lo hacemos una bola y lo metemos en agua. Loa escurrimos y estiramos en la encimara. Añadimos aceite de oliva y vamos a ir colocando las finas láminas de pasta filo. En primer lugar vamos a poner 4, ésta será la primera capa. Continuamos echando un poco de aceite de oliva y colocamos otras 4 láminas más. Repetimos el proceso con las dos últimas láminas que nos quedan.

Movemos las láminas de pasta al lado de la sartén, dejando por debajo el papel del horno. Rellenamos la pasta filo con la mezcla que tenemos en el recipiente y añadimos el resto de queso Cheedar. Por encima podemos añadir cebollino o algún tipo de especia como la nuez moscada o pimienta, eso va al gusto. Metemos en el horno a una potencia de aproximadamente 200º durante 15 minutos. ¡Listo!

pastel de espinacas con pasta filo

Rollitos de primavera

Una receta oriental y deliciosa, ¡ahora podemos hacerla casera! Además, tenemos la posibilidad de añadir el relleno que queramos. En este caso os contaré la receta tradicional. Vamos a necesitar:

  • 300 gramos de pechuga de pollo
  • 2 zanahorias
  • Media col china (o normal)
  • 1 cebolla
  • Pimienta
  • Aceite
  • Sal
  • 1 clara de huevos
  • Pasta filo

Picamos la cebolla, la zanahoria, la col y la pechuga de pollo muy fina. Añadimos la cebolla a una sartén a fuego lento, cuando esté transparente añadimos la pechuga de pollo. Por último, vamos a añadir el resto de verdura. Dejamos que se cocine todo muy bien y quede tierno. Retiramos del fuego y dejamos que se enfríe, esto es muy importante porque si hacemos los rollitos con el relleno caliente se desharán.

Vamos a cortar la pasta filo en triángulos en función del tamaño que vamos a querer. Vamos rellenando poco a poco los rollitos, sin echar mucho ni poco. Para terminar, vamos a untar una clara de huevo sobre el pollito para que quede crujiente y brillante. Podemos hacer al horno o en la freidora. ¡Deliciosos!

rollitos pasta filo

Saquitos de morcilla y cebolla caramelizada

Una receta gourmet que no debemos perder de vista. Está buenísima y tiene un sabor inigualable. Para este aperitivo vamos a necesitar:

  • 1 morcilla
  • 1 cebolla grande
  • Aceite de Oliva
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • Pasta filo

En primer lugar cortamos la morcilla en rodajas normales, ni finas ni gruesas. Las freímos en una sartén a fuego medio-bajo y las hacemos por los dos lados. A continuación, cogemos otra sartén y agregamos la cebolla cortada a la juliana a fuego lento, dejamos que se poche y quede transparente. Añadimos entonces las cucharadas de azúcar muy lentamente y removemos muy bien durante el proceso. Reservamos.

En una lámina de pasta filo extendemos la rueda de morcilla y la cebolla caramelizada. Con mucho cuidado vamos a subir los extremos y atamos cerca del relleno. Podemos utilizar hilos de algodón. Introducimos al horno durante exactamente 10 minutos y extraemos, obteniendo unos saquitos crujientes y repletos de sabor.

saquitos pasta filo

Dejar respuesta