Receta de cochinillo relleno deshuesado

0

Con la receta de cochinillo relleno deshuesado que hoy os queremos enseñar, nos metemos de lleno en la comida española, más concretamente en la zona de Segovia, una región donde esta carne es la auténtica reina de cualquier casa.

Cuando hablamos de cochinillo, a todo el mundo se nos viene a la cabeza la receta de prepararlo entero al horno, con un poco de agua y poco más. Esta forma de hacerlo da un resultado estupendo, pero hoy queremos enseñaros algo un poco más arriesgado con el que sorprender a vuestra familia. Se trata de la receta de cochinillo relleno deshuesado. Por el nombre pudiera parecer que se trata de un plato muy complicado de realizar, sin embargo, si tenemos cuidado y seguimos al pie de la letra la receta, os daréis cuenta de que no es así. El resultado final, será un plato exquisito con el que haremos las delicias de todos nuestros comensales.

cochinillo relleno deshuesado

Ingredientes para preparar el cochinillo relleno

1 cochinillo que no supere los 4 kilos de peso.

Ingredientes para el adobo

  • 3 dientes de ajo picados
  • 3 cucharadas de perejil picado
  • 1 cucharada de tomillo
  • Sal
  • Pimienta
  • Ajo molido
  • 1 cucharada de pimentón
  • 1/2 taza de aceite de oliva
  • 1/2 taza de vinagre

Ingredientes para el relleno

  • Una taza de colines machados
  • 100 gramos de aceitunas verdes
  • 1 lata pequeña de pimientos morrones
  • 100 gramos de ciruelas pasas
  • 100 gramos de queso rallado
  • 4 huevos crudos
  • 1 cucharada de orégano
  • 2 cebollas picada y rehogadas en manteca
  • 1/2 de carne picada de ternera o cerdo
  • 200 gramos de paleta de cochinillo en cubos
  • 3 sobres de gelatina sin sabor
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Ingredientes para armar la fuente

  • Hojas de lechuga
  • Limones
  • Pepinillos en vinagre
  • Huevos duros de codorniz
  • Tomates Cherry

Pasos para preparar cochinillo relleno

Una vez conocidos todos los ingredientes, es hora de empezar a conocer los pasos para elaborar este rico plato.

  1. Lo primero que haremos será deshuesar el cochinillo. Para ello empezaremos cortando el centro del espinazo, sacando una a una las costillas y luego siguiendo por las paletas y las patas. Tendremos que tener cuidado de que no se nos rompa. Lo queremos de una pieza entera.
  2. En un bol, colocaremos todos los ingredientes necesarios para el adobo y los mezclaremos bien. Cuando la mezcla sea homogénea, tendremos que cubrir toda la carne del cochinillo con el adobo que hemos preparado.
  3. En otro bol colocaremos los grisines que habremos machacado previamente, la paleta cortada en cubos y la cebolla picada que previamente habremos rehogado en manteca. Lo salpimentamos y añadimos orégano mezclando bien todos los ingredientes.
  4. A continuación añadimos los huevos, el queso rallado y la mitad de la gelatina. Mezclaremos todos los ingredientes hasta formar una masa.
  5. Con todo esto ya preparado, empezaremos a rellenar el cochinillo. Colocaremos las ciruelas en el centro y hacia los costados las aceitunas y las tiras de pimientos morrones. Terminamos espolvoreando el resto de la gelatina.
  6. Cuando hayamos distribuido todos los ingredientes, envolvemos la carne en papel de aluminio rociado con aceite, asegurándonos de que lo cerramos bien.
  7. Cocinar en el horno a temperatura media sobre agua caliente alrededor de 2 horas y media. Pasado ese tiempo, lo sacaremos del horno y dejaremos que se enfríe para después meterlo a la nevera hasta que esté bien frío.
  8. Por último, lo cortaremos en rodajas y lo colocaremos en una bandeja sobre un colchón de hojas de lechuga, decorando con limones cortados en cuartos, pepinillos en vinagre, los huevos de codorniz y los tomates Cherry.

Si eres un apasionado de esta carne, no te puedes perder la guía que preparamos con algunos de los principales restaurantes de Segovia expertos en cochinillo.

Dejar respuesta