Somos muchas las personas a las que nos gusta despertarnos por la mañana y disfrutar de una buena taza de café que nos de fuerzas para hacer frente a todo lo que se nos viene encima. Lo que ocurre, es que recién levantados de la cama puede que nos de cierta pereza poner la cafetera al fuego y esperar a que el café se haga. Debido a esto, de un tiempo a esta parte, las cafeteras monodosis han adquirido un gran protagonismo. Estas cafeteras están sustituyendo a las clásicas de toda la vida debido a su sencillez de uso y a la amplia gama de diferentes cafés que se pueden preparar. Lo mejor de todo, es que para su elaboración, lo único que necesitamos es elegir la cápsula que queremos utilizar, mejor aún si podemos utilizar cápsulas de café baratas con las que ahorrar algo de dinero.

¿Por qué cada vez tienen más adeptos?

Uno de los principales motivos por los que este tipo de cafeteras de cápsulas tiene tantos adeptos es debido a la rapidez con la que podemos elaborar todo tipo de cafés. Se tratan de cafeteras muy fáciles de utilizar y también de limpias de usar. Lo único que hay que hacer es elegir la cápsula que queremos utilizar, darle al botón y esperar a que la máquina trabaje. En un máximo de 30 segundos podemos estar disfrutando del café, a diferencia de las máquinas tradicionales que podríamos tardar hasta 5 minutos.

Por ponerle una pega, el café nos puede salir algo más caro que con una cafetera convencional. Por suerte podemos encontrar sitios donde ofrecen cápsulas de café más baratas con la misma calidad y sabor. Un ejemplo lo encontramos en el portal Capsularium, un lugar donde encontrarás todo tipo de cápsulas y variedades de café a un precio sorprendente.

¿Cómo conseguir la cápsula más barata?

La facilidad y la rapidez de uso de las cápsulas de café tienen la contrapartida del precio, como ya hemos comentado anteriormente. De forma habitual, el precio medio del café en cápsula supera al precio medio de la compra de café molido. Como por desgracia no está la vida para tirar el dinero, es aquí donde radica la imperiosa necesidad de buscar y adquirir cápsulas de café al menor precio posible. La idea es compensar lo máximo posible esa diferencia de precios entre las cápsulas y el café molido.

Para conseguir el mejor precio posible, es necesario que dediquemos algo de nuestro tiempo en buscar aquellas tiendas que lo ofrecen a un precio menor. Cuando hablamos de tiendas, no solo nos referimos a las físicas, sino también a Internet donde es más probable encontrarnos los mejores precios.

También es importante hacer una estimación de las cápsulas que podemos llegar a gastar, ya que en muchos casos, se lanzan ofertas a precios reducidos cuando se superan un número de unidades compradas. Si somos de esos que nos tomamos varios cafés al día, no estaría aprovechar esas ofertas y hacer acopio de un buen número de cajas de cápsulas. Recordar que este tipo de productos suelen tener mucha fecha de caducidad, por lo que esto no será un problema.

Otra de las opciones para abaratar el coste a la hora de comprar cápsulas de café baratas, es apostar por cápsulas compatibles en vez de las originales. Esto antes no era posible debido a las patentes que mantenían las marcas. Sin embargo, estas patentes han ido expirando por lo que ya es posible encontrar cápsulas alternativas, prácticamente para todo tipo de cafeteras.

Si aún eres de esas personas que te preparas el café de una forma tradicional, te animamos a que te pases a los cafés de cápsula. Seguro que no te arrepentirás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here