Camarón esmeralda

0

El camarón (o langostinos) es uno de los mariscos más solicitados en todo el mundo. En la naturaleza, son indicadores de que el agua en la que viven se encuentra libre de impurezas, ya que estos animales son altamente sensibles a los contaminantes del agua; por ello, son considerados como sumamente saludables y no representan ningún peligro para quien los consume, salvo que estuviesen en mal estado o si se es alérgico a los mariscos.

Los langostinos, aparte de ser considerados como un magnífico afrodisíaco, contienen una serie de propiedades que resultan muy beneficiosas para quienes los consumen. Por ejemplo, contrario al mito popular de que los camarones aumentan la cantidad de colesterol, estudios recientes demuestran que esto no sólo es falso, sino que de hecho, ayudan a bajar los niveles de grasas saturadas en el cuerpo, ya que contienen las famosas “grasas buenas,” como el Omega 3. Aparte, aportan una gran cantidad de proteínas, que son el alimento de los músculos (entre otras cosas) y una variedad de vitaminas, también esenciales para el cuerpo humano.

Para preparar esta receta, necesitamos:

-3 docenas de langostinos
-1kg de espinacas frescas
-2 tazas de crema agria
-2 paquetes grandes de queso crema
-6 limones cortados en cuartos

Para su preparación, los langostinos deben estar lavados y pelados; las colas se conservan. Se rocían con limón. Después, se colocarán por encima de las espinacas, en una olla grande, con las espinacas previamente lavadas y picadas. Allí, se pone a cocer todo junto, hasta que los camarones se pongan color verde claro (por las espinacas). Una vez terminado este paso, se separan los camarones y se ponen a refrigerar.

Las espinacas se escurren y se ponen en la licuadora. Después, se colocan aprox. 2 y media tazas de espinacas en un tazón y se agrega la crema agria y el queso crema, todo mezclado muy bien. Se coloca todo en un molde engrasado y se pone a refrigerar unas 3 horas, o hasta que cuaje. Se vierte la mezcla en tazones, de corándolos con los langostinos por la orilla y los limones cortados en el centro.

 

Dejar respuesta