Calabacines rellenos de carne

0

calabacines rellenos de carne

Las verduras son un alimento que deberíamos tener muy presente a la hora de preparar nuestros platos, aunque por algún motivo, no es santo de devoción de muchas personas, que deben de enmascarar su sabor junto con otros alimentos.

Por este motivo, hoy os queremos mostrar una forma original de poder disfrutar de todos los beneficios de las verduras pero con una original presentación. Se trata de calabacines rellenos de carne con bechamel, similar a la elaboración de una lasaña o canelones pero donde la base es un calabacín que previamente habremos vaciado.

Los ingredientes que necesitamos para preparar este plato para 4 personas:

  • 2 calabacines
  • 1 cebolla
  • ½ pimiento rojo y ½ pimiento verde
  • 1 zanahoria
  • ½ kilo de carne picada (ternera, cerdo, pollo o mixta)
  • 4 tiras de beicon
  • 1 vaso de vino blanco
  • Aceite
  • Salsa de tomate
  • Bechamel

Para su preparación, lo primero que debemos hacer es cortar los calabacines de la forma que mejor se adapte a nuestras necesidades. Yo recomiendo partirlos a la larga obteniendo así cuatro partes, pero como suelen ser muy grandes, luego cada parte lo divido en dos. De esta forma cada comensal tendrá dos mitades.

Una vez que los tengamos partidos, es hora de hacer la cama para el relleno. Para ello debemos vaciar con cuidado cada uno de los trozos del calabacín con la ayuda de una cuchara pequeña y dejando siempre algo de carne.

Vaciados ya los calabacines, ponemos una olla con agua, aceite de oliva y sal a hervir. Cuando rompa a hervir el agua, metemos los calabacines en ella, aproximadamente un par de minutos. Pasado ese tiempo, lo sacamos y los reservamos. El motivo de tenerlos tan poco tiempo es porque a continuación los meteremos en el horno durante 10 minutos aproximadamente a 180º para que cojan una textura crujiente.

A continuación prepararemos el relleno. Esto cada uno lo puede hacer con los ingredientes que más les guste. En mi caso lo que hacemos es picar los pimientos, la zanahoria y la cebolla muy fino y en una sartén con un poco de aceite los ponemos a pochar. Una vez que han adquirido el color deseado, le añadimos la carne que previamente habremos sal pimentado. Todo ello lo rehogamos y una vez que veamos que la carne ha cogido color, le añadimos el beicon. Dejamos todo 5 minutos al fuego y a continuación le añadimos el vino blanco.

Una vez que el vino se haya consumido, le añadimos la salsa de tomate, salsa que bien podéis hacer vosotros mismos o bien comprarla ya hecha. Dejamos todo en el fuego durante 5 o 10 minuto y una vez que esté en su punto, lo retiramos y procedemos a rellenar cada uno de los trozos de calabacín.

El último paso es añadirle una cuchara de bechamel por encima y meterlos al horno a gratinar.

Dejar respuesta