Receta para preparar el bocadillo familiar

0

¿Por qué no preparar un bocadillo que poder compartir con todos los miembros de nuestra familia? Esto es lo que pretendemos que hagáis mediante este bocadillo familiar que hoy os presentamos. Podríamos definirlo como el “maxibocadillo” debido a la gran cantidad de ingredientes que utilizaremos en su elaboración.

Desde pequeños, nuestras madres nos han acostumbrado a comer un bocadillo durante las meriendas. Estos suelen estar formado por uno o dos ingredientes, aunque siempre hay casos excepcionales. La verdad es que los bocadillos de toda la vida están muy ricos, pero ¿por qué no preparar un bocadillo familiar que poder compartir? La idea es muy sencilla, coger un buen pan de pueblo y llenarlo de todos los alimentos que más nos gustan. Nosotros vamos a dar nuestra particular idea, pero está en la imaginación de cada uno preparar aquel que más le guste.

bocadillo familiar
Fuente: wikimedia

Ingredientes para elaborar nuestro bocadillo familiar

  • 2 cebollas
  • 1 lata de setas
  • 2 pechugas de pollo asadas en finas láminas
  • 50 gr de salami en lonchas
  • 8 lonchas de queso de barra
  • 1 hoja de lechuga o en su defecto escarola
  • 1 manojo de rabanitos
  • 1 pan de pueblo de 1 kg aproximadamente
  • 100 gr de aceitunas negras
  • 4 tomates
  • Sal
  • Aceite

Preparación del bocadillo familiar

Una vez que hemos elegido bien nuestros ingredientes, es hora de empezar su elaboración.

  1. Lo primero de todo será abrir el pan por la mitad con cuidado de que no se nos rompa ninguna de las dos tapas, ya que si esto ocurre, a la hora de cerrarlo podríamos tener problemas.
  2. Lo siguiente que haremos será cortar en pequeños trozos las cebollas, las setas, los rabanitos y las aceitunas negras. Una vez que tengamos todo bien cortado, lo pondremos como la primera capa sobre el pan. Antes de colocar la segunda capa, lo rociaremos con un poco de aceite de oliva.
  3. Encima de la mezcla anterior, colocaremos las pechugas de pollo, el salami, las lonchas de queso, la lechuga y el tomate pelado y en rodajas no excesivamente gordas.
  4. Si nos ha sobrado algo de la mezcla que hemos colocada en la primera capa, lo podemos añadir también sobre la última antes de cerrar el bocadillo.
  5. Por último, sólo queda cortar las raciones que necesitemos, dependiendo de las personas que nos juntemos para devorarlo.

No hace falta decir que este tipo de bocadillos no son para una persona, aunque siempre habrá alguien que haga el intento de comérselo entero y fracase en el intento.

Algunas otras recetas de bocadillos que hemos publicado en nuestro sitio son el de merluza frita o el de pan de pita con jamón, por poner algunos ejemplos.

Dejar respuesta