Berenjenas rellenas de jamón y apio

0

Las berenjenas son una hortaliza que tienen un gran poder desintoxicante, por lo que ayudan a eliminar toxinas, ayudando a eliminar la retención de líquidos.  Aportan numerosos beneficios para la salud, y ayudan a tener una dieta equilibrada.

Hay numerosas recetas con este alimento tan saludable, y hoy os enseñaremos cómo hacer berenjenas de jamón y apio.

El apio, además es un vegetal muy aromático, por lo que es ideal para cocinar, además de tener propiedades medicinales que entre otras, ayudan a la reducción de la presión arterial, es diurético (ideal para las dietas depurativas y de pérdida de peso) y ayudan a combatir las molestias de la menstruación.

berenjenarellenadejamonyapio

Ingredientes para cuatro personas:

  • 4 berenjenas medianas
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 tronquito de apio
  • 100 gramos de jamón
  • 1 taza de miga de pan desmenuzada
  • 60 gramos de queso rallado
  • 1 cucharada de mantequilla

Elaboración:

Primero, lavamos las berenjenas y las quitamos el tallo. Las partimos por la mitad, a lo largo y las cocemos en agua ligeramente salada durante 15 minutos.

Cuando hayan pasado esos 15 minutos, y tengamos cocidas las berenjenas, las escurrimos, y vaciamos con un vaciador de verduras la parte de la pulpa (con mucho cuidado de no romperla), y ponemos la cáscara en una fuente.

Tenemos que pica el jamón muy fino, al igual que la cebolla y medio tronquito de apio.

Una vez que tenemos hecho los pasos anteriores, fundimos una cucharada de mantequilla en una sartén, y salteamos la  mitad del tronquito de apio que habíamos cortado en trocitos.

Posteriormente, mezclaremos la pula con el jamón y 3/4 partes de la miga de pan, con el apio y la cebolla. Cuando tengamos la mezcla, rellenaremos las cáscaras de berenjena ya colocadas en la fuente.

Después, espolvorearemos por encima de las berenjenas resto de la miga de pan y el queso rallado.

Pre-calentamos el horno unos 10 minutos, y cuando esté caliente metemos la fuente con las berenjenas a 200º, hasta que veamos que estas se doren.

Cuando veamos que el queso está ya doradito, las sacamos del horno y ¡están listas para comer!

 

Dejar respuesta