Berenjenas rebozadas con salsa de pimientos y tomate

0

Ingredientes:

– 2 berenjenas
– 3 pimientos variados: rojo, verde y amarillo.
– 1 cebolla
– 3 tomates maduros
– Semillas de lino molido
– Maizena (harina fina de maíz)
– Pan rallado
– Pimienta negra molida
– Pimentón dulce
– Agua
– Aceite de oliva
– Sal

Preparación:

Parte las berenjenas en rodajas gruesas, como de un dedo de anchas. Reparte en un plato y echa sal por encima. Deja reposar al menos media hora para que suelte todo el amargor.
Mientras, pela y pica fino la cebolla, los tomates y los pimientos. Añade una cucharada de pimentón y un poco de pimienta molida. Ponlos a cocer a fuego lento, con una pizca de sal, en una sartén con dos cucharadas de aceite, tapado. Si quedara muy seco, añade algo de agua y deja que siga cociendo lento.
Coge las rodajas de berenjena y límpialas del líquido que han soltado con un paño limpio o papel de cocina. Mezcla a partes iguales el lino molido y la maizena, y disuélvelo en agua con esta proporción: una cucharadita de postre de esta mezcla por cada dos cucharadas grandes de agua. Remueve hasta que quede con textura de huevo batido. Pasa por ahí cada rodaja empapándola por todos lados, luego por pan rallado y fríe en una sartén con abundante aceite caliente. Cuando estén doradas por ambos lados, saca y deja escurrir sobre papel de cocina, para que se absorba el exceso de grasa.
Una vez que la salsa de pimientos esté lista y jugosa, cubre con parte el fondo de una bandeja de horno. Encima coloca la berenjena frita, y vuelve a cubrir todo bien con el resto de la salsa, y espolvorea con un poco de pan rallado. Inmediatamente, da un golpe de horno a temperatura alta durante unos minutos, hasta que dore la superficie. También puedes simplemente gratinar.
Sirve bien caliente.

Vía: El delantal verde

Dejar respuesta