-

Aprende a preparar un delicioso helado casero de avellanas

Hoy en día es posible disfrutar de un helado durante todo el año, pero cuando el sol aprieta, es cuando más ganas nos de llevarnos uno a la boca. Lo que no todo el mundo sabe, es que es posible preparar deliciosos helados en casa que nada tienen que envidiar a los que podemos comprar. Para ello, desde la cooperativa L’Avellanera y Sección de Crédito SCCL, nos han traído una receta para crear un delicioso helado casero de avellanas. Si quieres saber como prepararlo, sigue leyendo y descúbrelo.

Ingredientes

  • 200 gramos de avellanas tostadas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 300 ml de nata para montar
  • 3 yemas de huevo
  • 300 ml de leche entera (puede ser sin lactosa)
  • 100 gramos de miel (3 cucharadas soperas)

Preparación

Empezaremos por calentar la nata y la leche en un mismo recipiente, sin llegar a ebullición. Seguidamente trituraremos 150 gramos de avellanas tostadas en la picadora y reservaremos los 50 gramos restantes para más tarde.

Añadiremos el aceite de oliva a la arena de avellanas hasta formar una pasta. Después separaremos las claras de las yemas y batiremos éstas últimas hasta conseguir una consistencia cremosa.

Pondremos la nata y la leche en una cazuela y añadiremos las yemas, la miel y la pasta de avellanas y lo mezclaremos todo muy bien. Dejaremos reposar la mezcla a fuego lento, removiendo constantemente, hasta que la crema espese. La dejaremos enfriar para pasarla a un recipiente y la meteremos en la nevera un mínimo de 3 horas.

Si tenemos heladora, (el recipiente de ésta debe haber pasado al menos 12 horas en el congelador para que esté bien frío), romperemos el hielo de la masa mientras removemos y vamos introduciendo aire en la mezcla. Luego batiremos la crema con una espátula y cuando tenga consistencia de manteca añadiremos las avellanas que teníamos reservadas, previamente picadas. Ahora solo nos queda poner el helado en el congelador 3 o 4 horas más y a disfrutar…

Si no disponemos de heladora, podemos usar una batidora de varillas y deberemos batir la masa (que habremos tenido también unas tres horas en la nevera), durante 10-15 segundos, en tres ocasiones diferentes, separadas por un intervalo de 30 minutos cada uno, para romper la cristalización. Al final añadiremos las avellanas picadas y lo dejaremos en el congelador durante 3 o 4 horas.

Lo último...