Albóndigas de queso bajas en colesterol

0

El colesterol es uno de los males que mas aqueja a nuestra sociedad. En ocasiones puede presentarse como una dolencia genética (Hipercolesterolemia Familiar), pero en la mayoría de las ocasiones es producto de una mala alimentación a menudo provocada por los malos hábitos alimenticios de la vida actual.

Comer sano no es sinónimo de comer mal, poco o sin sabor. Todo lo contrario. Es cuestión de saber los alimentos que podemos comer y combinarlos a nuestro gusto para obtener una comida exquisita. Un ejemplo de ello es esta receta, la primera de muchas que os facilitaremos para combatir esta enfermedad sin tener que sacrificar el sabor.

albóndigaIngredientes:  

– ¼ litro de agua
– sal
– ½ litro de leche desnatada
– 150 gr. de sémola
– 125 gr. de queso magro fundido
– pimienta y nuez moscada, a gusto
– 2 claras de huevo
– pimienta blanca recién molida, a gusto
– 2 tazas de salsa de tomate

Preparación

Ponemos a hervir el agua con una pizca de sal y la leche desnatada. Incorporamos al líquido la sémola, revolviendo constantemente y la dejamos cocinar durante 10 minutos.

Agregamos a la masa anterior el queso fundido cortado en daditos pequeños y mezclamos bien. Aderezamos con pimienta y nuez moscada a gusto. Dejamos que la papilla se enfríe un poco e añadimos las claras batidas a punto de nieve. Ponemos a hervir agua en una olla.

Formamos las albóndigas con la ayuda de dos cucharas – saldrán alrededor de 18 o 20 albóndigas – las colocamos en el agua hirviendo y dejamos cocinar durante 10 minutos.

Sírvelas calientes con la salsa de tomate.

Dejar respuesta