Ababol reinterpreta rellenos dulces, el postre de Semana Santa manchego

Estamos metido de lleno en plena Semana Santa. Muchos de vosotros habéis aprovechado para viajar en familia o para visitar el pueblo de vuestra infancia. También son días muy especiales gastronómicamente hablando, siendo el momento ideal del año para elaborar ciertos platos y postres. Respecto a estos últimos, la torrija y la leche frita son los más conocidos, pero hay muchos más.

Uno de estos postres es el conocido como rellenos dulces o pelotas que se elaboran con leche, pan, huevos, piñones y azúcar. Un manjar que es capaz de conquista hasta el paladar más exquisito. Aprovechando el recién abierto Restaurante Ababol, el chef Juan Monteagudo nos ha sorprendido con una reinterpretación de este postre.

Las pelotas o rellenos en almíbar se elaboran en las casas manchegas en Semana Santa y se regalan a amigos y familiares para disfrutarlos como merienda entre procesiones. El chef ha llevado este dulce recuerdo de su infancia a su carta en una versión más renovada y cuidada en forma de postre apto para golosos: Rellenos dulces, helado de piñón y hierbabuena.“Los rellenos reciben este nombre porque hacen alusión a los rellenos del potaje, pero estos en versión dulce. Nosotros los cocemos en un almíbar de canela y luego los terminamos en un almíbar de ron. Los acompañamos con un helado de piñón, para tener el recuerdo de los piñones tostados que la receta tradicional siempre incluye. Para refrescar presentamos el postre con un granizado de hierbabuena”, anuncia Juan Monteagudo.

Es un postre que tiene su origen en la modestia de los recetarios. De ahí su magia. Se elabora con muy pocos ingredientes en casa. Incluye pan rallado, huevos y azúcar, y está aromatizado con productos como canela, ralladura de naranja y limón, azafrán, piñones, anís y más, según el sabor y lo que esté disponible. La receta es de origen musulmán, por lo que es importante mojar el relleno en el almíbar, que se conserva en recetarios de La Mancha, Murcia y el noreste de Andalucía.

Además de la carta, donde se puede conocer su sello avalado por la cocina tradicional manchega y el empleo de distintas técnicas culinarias de la cocina francesa, también se puede degustar este postre en sus dos menús degustación. Menú Tierra que consta de 4 snacks y 6 pases (55€/pax + maridaje opcional a 35€) y Menú Ababol que consta de 4 snacks y 10 pases (85€/pax + maridaje opcional a 45€).

La receta de rellenos dulces que puedes hacer en casa

Ingredientes

Para la masa de los rellenos

  • 50g. Pan rallado
  • 3 huevos
  • Aceite de Oliva Virgen Extra

Para la sopa de almíbar de ron:

  • 1l. Agua
  • ½ Vaina de vainilla
  • 65g. Ron
  • 120g. Miel
  • 200g. Piñones
  • Piel de una naranja
  • Piel de un limón

Elaboración

  1. Mezcla en un bol el pan rallado y los huevos. La textura es de masa blanda.
  2. Pon a calentar el aceite. Cuando esté bien caliente, con una cuchara grande haz bolas tipo croquetas y ponlas a freír.
  3. Una vez tengas los rellenos fritos se reservan.
  4. Calienta el agua en una cacerola. Añade el ron y el resto de ingredientes. Deja hervir unos 15 minutos para que se vaya aromatizando.
  5. Colar la sopa y añadimos una parte de la sopa a los rellenos para que absorban el caldo. Dejamos cocer 10 minutos y una vez apagado el fuego se añaden los piñones. Reposar con el propio caldo y añadir el resto de la sopa al servir el postre.
Ir arriba