7 de julio: Día mundial del cacao

Hoy día 7 de julio, se celebra el Día Mundial del Cacao, un producto que cuenta con propiedades muy beneficiosas para nuestra salud. Cada país productor de cacao se caracterizan por ofrecer un producto con un aroma único, donde se destacan por su grano, proceso de producción y tonalidades. El líder en este sentido es Ecuador, gracias a sus procesos de retribución a sus productores.

Sin irnos más lejos, conozcamos un poco más sobre el cacao a nivel mundial. La mayor parte de registros históricos sostienen que la domesticación del cacao se produjo aproximadamente hace unos 2.000 años A.C. en Mesoamérica, entre México, Guatemala y Honduras.

En 1585, el primer cargamento de cacao en grano llegó a la Península Ibérica de la Nueva España, iniciando el comercio de cacao, el establecimiento de las primeras tiendas de chocolate y una era de creciente demanda de este fruto para el nuevo mundo.

Si bien este alimento proviene originalmente de América Central, hoy en día, casi el 70% del cacao mundial se cultiva en África. En 2020/2021, la producción de granos de cacao en ese continente se estimó en unos cuatro millones de toneladas métricas, de las que, alrededor de 2,2 millones se produjeron en Costa de Marfil. Sin embargo, según el Barómetro del Cacao, elaborado por una red de ONG’s que defienden el comercio justo, la falta de retribución adecuada en el modelo de negocios del Cacao, en esta zona, refleja niveles similares a los de la esclavitud. De igual forma, la deforestación extensiva de la zona, el trabajo infantil y otras transgresiones de los derechos humanos y laborales, y la falta de transparencia y rendición de cuentas son de los principales desafíos que impiden establecer un modelo de negocios sostenible.

Pero, del otro lado del mundo, la producción ha ido en aumento. Países como Ecuador han alcanzado un estimado de 365 mil toneladas en el año de cosecha para 2020/2021 siendo el mayor productor de cacao en Latinoamérica. Además, las condiciones para los agricultores son mucho mejores, siendo pioneras de estas transformaciones empresas como Paccari.

“Lo que queríamos era cambiar la estructura, del esclavismo al humanismo, en la industria. Hay empresas que producen chocolate que tienen un costo de venta tres veces más bajo que el costo de producción. Eso no puede ser posible, por eso, siempre hemos entablado una relación directa con alrededor de 4.000 agricultores de pequeña escala, quienes reciben por su compromiso un precio superior, que incluso puede llegar a triplicar sus ingresos”, sostiene Santiago Peralta, fundador de la compañía.

Y es que, si hablamos de una barra de chocolate de buena calidad, hablamos de barras elaboradas con cacao fino de aroma proveniente del Ecuador, de donde proviene el 63% del cacao exportado de este estilo. Santiago Peralta menciona que, “muchos pensaban que estábamos locos cuando empezamos a pagar el doble a los agricultores por el cacao, pero no se dieron cuenta que era una inversión a largo plazo. Lo que buscábamos era concienciar a los productores sobre la importancia de lo que hacían. Gracias a esto, la producción se disparó y la calidad del cacao se potenció”.

Justamente, el mercado mundial de procesamiento de cacao se valoró en alrededor de 12.400 millones de dólares en 2020 y se prevé que alcance los 14.600 millones de dólares para 2027. Un buen negocio en el que el Ecuador toma protagonismo.

Hoy en día, el país no solo exporta la materia prima, sino que también produce el “mejor chocolate del mundo”, así lo avalan los casi 400 premios que ha logrado Paccari en los últimos años, incluidos los International Chocolate Awards, la única competencia internacional de chocolate fino totalmente independiente del mundo, a cargo de un grupo de socios con sede en el Reino Unido, Italia y EE. UU., con años de experiencia en la degustación y evaluación de chocolate.

Así, la historia del origen del cacao se conecta, en la actualidad, con el chocolate ecuatoriano, sumándose a los grandes clásicos de la historia: el chocolate belga y el suizo.

Ir arriba