4 recetas veganas con garbanzos sencillas y riquísimas

Desde hace algunos años, el veganismo ha ido adquiriendo mayor peso dentro de la sociedad. Cada vez son más las personas que deciden pasarse al mundo vegano, dejando de comer todos aquellos productos de procedencia animal. Aún son muchas las leyendas negras que se cuentan de los veganos, muchas de ellas falsas, como que se trata de una alimentación cara. Un ejemplo lo encontramos en las recetas que hoy os compartimos, donde el garbanzo es el ingrediente principal.

Hummus de aguacate y garbanzos

hummus aguacate y garbanzos

Una receta muy sencilla de preparar y que es perfecta como entrante de cualquier comida.

Ingredientes

  • 200 gramos de garbanzo en lata, escurrido
  • 1 aguacate, maduro
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de chile seco, tostado y molido

Elaboración

Lo primero que haremos será cocer los garbanzos, o si utilizamos un tarro de garbanzos ya cocidos, los limpiaremos para eliminar la gelatina que puedan tener. Una vez hecho esto, con la ayuda de una licuadora, trituraremos el garbanzo y el aguacate, junto con un poco de sal, ajo y 1 cucharada de aceite de oliva.

Cuando tengamos una masa homogénea, lo verteremos en un plazo, espolvoreando un poco de chile seco.

Garbanzos con espinacas y pimentón

garbanozos con espinacas

Se trata de una receta que está llena de sabor y que es perfecta para degustarla en cualquier época del año.

Ingredientes

  • 400 gramos de espinacas congeladas
  • 400 gramos de garbanzos cocidos
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • Pimentón picante
  • Pimentón dulce
  • Comino
  • Sal
  • Aceite de oliva

Elaboración

Lo primero será pelar los ajos, laminándolos y salteándolos en una sartén a fuego medio. Mientras se doran, vamos picando la cebolla. Cuando los ajos estén listos, le añadiremos la cebolla al fuego para dorarla.

Mientras que eso ocurre, pondremos a calentar agua con un poco de sal para cocer las espinacas congeladas. Después de cinco minutos, las escurriremos y la añadiremos a la sartén junto con la cebolla y los ajos.

El siguiente paso será añadir un poco de pimentón dulce, media cuchara de pimentón picante, una pizca de comino y sal. Removeremos todo bien.

A continuación, añadiremos los garbanzos escurridos y los añadiremos a la sartén. Allí los tendremos hasta que se doren.

Albóndigas de garbanzos

albondigas de garbanzos

Estamos acostumbrados a que las albóndigas sean de carne, pero se pueden hacer de otros muchos ingredientes y conseguir un resultado sorprendente. Es el caso de estas albóndigas de garbanzos, ideales para veganos.

Ingredientes

  • 400 gramos de garbanzos cocidos
  • 1/2 cebolla
  • 5 dientes de ajo
  • 1 ramita de perejil fresco
  • 1 ramita de cilantro fresco (opcional)
  • 1 sobre de levadura
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Elaboración

Lo primero que haremos será lavar bien los garbanzos con agua. A continuación, los batiremos con la ayuda de una batidora.

Por otro lado, cortaremos finamente los ajos, el perejil y el cilantro. Junto con la levadura lo añadimos todo a los garbanzos. Salpimentamos y volvemos a batirlo finamente. Dejamos reposar la masa durante media hora.

Pasado ese tiempo, empezaremos a formar bolas con la masa, utilizando un poco de harina de garbanzo si la consistencia es muy líquida.

En una sartén con suficiente aceite, las freiremos hasta que queden doradas.

Hamburguesa de garbanzos

hamburguesa de garbanzos

Una hamburguesa muy saludable y que gustará a todo el mundo. Veamos como elaborarla.

Ingredientes

  • 200 gramos de garbanzos cocidos
  • 1/4 de cebolla
  • 1 ajo
  • 4 champiñones
  • 2 cucharadas soperas de harina de garbanzo
  • Extra de harina o pan rallado para rebozar
  • Una pizca de perejil
  • Pimentón dulce
  • Orégano
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Aceite de oliva

Elaboración

Empezaremos picando la cebolla, el ajo y los champiñones. En una sartén con un poco de aceite los saltearemos. A esa mezcla le añadiremos el perejil picado. Cuando esté todo bien dorado, lo reservaremos.

Por otro lado, cogeremos los garbanzos y la añadiremos pimentón dulce, pimienta, sal y orégano. Todo esto lo trituraremos hasta conseguir una masa homogénea. A esa masa, le añadiremos las verduras salteadas y mezclaremos todo bien.

Para poder manipular mejor la masa, añadiremos dos o tres cucharadas de harina de garbanzo. Cuando tenga la consistencia adecuada, cogeremos una porción y le daremos forma. La rebozaremos en pan rallado y a continuación la freiremos en una sartén con un buen chorreón de aceite.

¿Qué os ha parecido las recetas que os hemos dejado hoy? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Ir arriba