2 recetas de sirope de vainilla para chuparse los dedos

0

El sirope de vainilla aporta un sabor delicioso a muchos platos, especialmente dulces, y prepararlo en casa es muy sencillo.

La vainilla es uno de los sabores más especiales que puedes encontrar, sin duda perfecto tanto para muchos platos, no solo para repostería. Y si hablamos de este fantástico ingrediente, tenemos que hacerlo del sirope de vainilla, que puede aportarle un toque único y mágico a muchas elaboraciones.

Sirope de vainilla
Fuente: Babble

Hoy me gustaría darte 2 recetas diferentes de sirope de vainilla, todas las puedes preparar en casa de manera sencilla y seguro que encuentras cómo utilizarlo en otros platos.

Receta 1 de sirope de vainilla

Ingredientes

  • 2 tazas de agua
  • 2 tazas de azúcar blanco
  • 2 cucharadas de extracto de vainilla

Elaboración

Esta receta es del sirope de vainilla clásico, el más básico que puedes preparar, y según las cantidades de los ingredientes tendrás para dos tazas. Veamos los pasos que debes seguir:

  • Mete el agua con el azúcar en una cacerola, y remueve constantemente hasta que estén bien mezclados. El azúcar tarda un poco en disolverse, así que no tengas prisa.
  • Evita utilizar una cacerola que sea de hierro fundido, ya que el sirope puede ser difícil de limpiar en ese material.
  • Pon la cacerola a calentar a fuego medio-alto y remueve cada minuto. Cuando el agua empiece a hervir suavemente, rebaja el fuego para que no aumente pero que sí se mantenga el hervor.
  • Hay que esperar hasta que la mezcla espese, suele tardar unos 3 minutos pero en realidad es según el gusto de cada persona. Debes saber que el agua se evaporará mientras hierve, pero el azúcar se quedará, lo que le dará el espesor deseado.
  • Añade la vainilla cuando ya tenga el espesor que quieres y retira del fuego. Añade cuidadosamente el extracto de vainilla y remueve hasta que se mezcle todo bien.
  • Deja que el sirope de vainilla enfríe bien, y cuando esté a una temperatura agradable ya estará listo para servir.
Sirope de vainilla
Fuente: Cocinando con las Chachas

Receta 2 de sirope de vainilla

Ingredientes

  • Una vaina de vainilla
  • 3/4 de taza de azúcar moreno
  • 2 tazas de azúcar blanco
  • Una taza de zumo (la fruta que desees)
  • 2 ramitas de la hierba aromática que desees (romero, tomillo, lavanda, albahaca…)
  • 2 tazas de vodka

Elaboración

Esta receta de sirope de vainilla es una variante de la anterior, y es muy importante que en vez del extracto de vainilla utilices una vaina, tal y como menciono en los ingredientes. Vamos con el paso a paso:

  • Pon la vaina en una tabla de cortar y utiliza un cuchillo bien afilado para cortarla, con mucho cuidado y por el medio para conseguir dos mitades largas y delgadas, que sean lo más iguales posibles.
  • Ahora tienes que raspar el relleno interno para sacarlo de la vaina, puedes hacerlo presionando la vaina contra la tabla y utilizando el lado sin filo del cuchillo. Presiona lo que sea necesario para poder sacarlo todo.
  • Las raspaduras obtenidas se echarán posteriormente en lugar del extracto de vainilla.
  • Mezcla el azúcar moreno con azúcar blanco, es una combinación excelente para este sirope. Añade el jugo de frutas, el vodka y la vainilla, y remueve bien hasta que esté la mezcla espesa.
  • Las hierbas aromáticas debes añadirlas cuando la mezcla ya se haya enfriado y esté lista para servir. Lo recomendable es utilizar dos ramitas por receta.
  • Si en vez del sirope de vainilla quieres hacer una bebida alcohólica, en vez del agua puedes poner un licor fuerte y quedará genial. Lo mejor es un licor con un sabor neutro para que la vainilla siga siendo la protagonista y pueda destacar.

¿Cómo se sirve?

El sirope de vainilla se puede utilizar para muchas cosas y servir de diferentes maneras. Veamos las más habituales e interesantes:

  • Para endulzar bebidas como café, té, chocolate caliente, lattes, sodas, cócteles…
  • También es perfecto para rociar sobre diversos postres, como por ejemplo los helados. Es una cobertura excelente y gracias a su sabor encaja a la perfección con casi todos los tipos de helado, aunque no es muy recomendable para combinar con la propia vainilla. Con el de chocolate queda espectacular.
Sirope de vainilla
Fuente: En Casa Contigo
  • Siguiendo con los postres, es ideal también para rociar en tartas, pasteles y casi cualquier otro dulce.
  • Si quieres tomarlo sin que te suponga tantas calorías como con el helado y demás dulces, puedes congelar un yogur y echarle el sirope de vainilla a la hora de servirlo.
  • Puedes rociarlo también en crepes o panqueques, antiguamente se utilizaba más el de arce o chocolate pero el de vainilla se está convirtiendo en un clásico.
  • Por último, una opción que me han recomendado pero aún no he probado es tomándolo con bayas o duraznos, utilizando este sirope en vez de la crema que se suele tomar.

Como ves, puedes hacer un sirope de vainilla de manera sencilla y tomarlo de muchas maneras… ¡nunca te aburrirás!

Dejar respuesta