10 consejos para una gestión eficaz de restaurantes

Tener un restaurante no es algo sencillo, es necesario estar al pendiente de muchas cosas a la vez para que pueda ser exitoso. Por fortuna, hay algunas cosas que puedes tener en cuenta si lo que deseas es hacer que tu restaurante sea exitoso.

A continuación, te daremos 10 sencillos consejos que te ayudarán a que puedas gestionar tu restaurante de la mejor forma posible. Así que, tan solo va a ser necesario que pongas en práctica los consejos que creas más conveniente y haz crecer tu restaurante de la mejor forma posible.

10 consejos para gestionar tu restaurante

Hay muchas cosas que puedes poner en práctica para que consigas gestionar de manera efectiva tu restaurante. A continuación, te diremos cuáles son los mejores consejos para que puedas gestionar tu restaurante.

1. Mantén siempre la calidad y el estado de tus insumos

Un restaurante no es solo la comida, sino cada una de las cosas que utilizas y necesitas. Esto incluye insumos como vasos, cubiertos, platos, ollas, etc., estos son una parte importante de tu empresa.

Llevar una gestión adecuada y mantener su calidad y su estado es vital por varias razones. La primera es dar una buena impresión a los clientes, ya que cubiertos o platos en mal estado van a dejar mucho que desear. Así que, tómate tu tiempo en verificar que todo esté en perfecto estado, ya que, además, te va a ayudar a ahorrar dinero.

2. Planifica cada aspecto de tu negocio

La planificación es algo sumamente importante y una de las cosas que puedes poner en práctica es el diagrama de Gantt. Si no sabes exactamente lo que es el diagrama de Gantt, aquí puede ver ejemplo de diagrama de Gantt de un restaurante.

Con la ayuda de este sencillo diagrama, vas a poder llevar un control riguroso de tu restaurante, por lo que es una muy buena idea implementarlo.

3. Gestiona adecuadamente tus finanzas

Las finanzas son la piedra angular de tu negocio y por ello, es muy importante que las gestiones adecuadamente. Es necesario que siempre tengas claro cuánto dinero entra al restaurante y cuánto se gasta.

Es necesario que revisen los estados de cuenta de manera frecuente, esto permitirá evitar que gastes más dinero del que deberías. Con unas finanzas saludables, tu restaurante va a poder tener mucho éxito.

No es una tarea fácil, por eso es mejor encontrar un experto con conocimientos apropiados y experiencia en el sector.  Pero igual tienes que entender cómo se lleva esta gestión en hostelería.

4. Capacita a tu personal

Otra de las cosas que siempre debes hacer cuando inicias un restaurante (o cualquier otro negocio) es capacitar adecuadamente a tus empleados. Esto permitirá que cumplan sus labores de la mejor forma posible, lo que a la larga reduce los costos y evita problemas dentro del restaurante.

Desde meseros, pasando por cajeros, cocineros, seguridad o cualquier otro puesto de trabajo, es vital hacerlo. Muchos negocios han terminado fracasando por esto y la verdad es que es muy fácil de prevenir.

5. Asegura a tus empleados por mucho tiempo

Por lo general, cuando un nuevo empleado llega a la empresa, requiere una capacitación para poder integrarse adecuadamente al equipo. En muchas ocasiones, estos empleados solo duran algunos meses o semanas en el restaurante.

Esto hace que se invierta tiempo y dinero en capacitación que no genera retorno. Lo ideal es conseguir empleados que puedan trabajar por largos periodos de tiempo. Para contratar buen personal para tu restaurante debes fijarte también en la capacidad del candidato a trabajar en grupo, hacer las cosas rápido y con mucha responsabilidad.  Lo ideal es que tenga experiencia previa y referencias de sus trabajos anteriores. 

6. Ten un estricto protocolo de limpieza y cuidado de alimentos

En un restaurante, la limpieza es vital, es por ello que, como propietario, deberás velar por tener un estricto protocolo de limpieza. Una cocina o utensilios sucios pueden ahuyentar a los clientes fácilmente, eso sin contar las denuncias.

Así que, es importante velar porque la limpieza y el cuidado de los alimentos se realicen como debe ser. Además, esto es algo que habla bien del restaurante y genera más confianza en los clientes.

7. Nunca descuides los temas tributarios

Por supuesto, cuando eres el propietario de un restaurante, debes saber que tienes algunos compromisos tributarios que cumplir. Es por ello por lo que siempre debes velar por estar al día con tus compromisos con hacienda.

Lo recomendable es contratar a una persona experta en el tema que se encargue de poder hacer este trabajo por ti. No solo te quitará un peso de encima, sino que vas a poder ahorrar una gran cantidad de tiempo y dolores de cabeza.

8. No olvides a tus clientes

Por supuesto, tus clientes son una de las cosas más importantes que debes tener en cuenta. No olvides escuchar sus quejas y recomendaciones, ya que esto te va a ayudar a que puedas mejorar y conseguir satisfacer sus necesidades.

Puedes tener un buzón de sugerencias que te ayude a conocer los problemas que estos puedan llegar a tener en cualquier momento. También puedes optar por acercarte a su mesa y preguntarles por un feedback. Esto es mucho más importante de lo que imaginas, ya que un cliente satisfecho es un cliente que va a regresar.

9. Invierte en publicidad y marketing

La publicidad y el marketing es algo que no debes olvidar en ningún momento. Gracias a esta, es posible encontrar nuevos clientes que estén interesados en acudir a tu restaurante.

Hoy en día, muchas personas utilizan las redes sociales o la internet para buscar lugares nuevos donde comer. Así que, apuesta por una buena campaña de marketing digital para tener mayor visibilidad.

10. Fomenta la seguridad laboral

Los accidentes laborales son un problema bastante grande para cualquier empresa. Esto puede incluso hacer que el restaurante detenga sus operaciones, dependiendo de la gravedad del problema. Sin embargo, esto es algo que puede evitarse fácilmente teniendo una estricta política de seguridad.

Todos tus empleados deben estar capacitados para evitar accidentes o para actuar adecuadamente en el caso de que ocurran. Lamentablemente, los accidentes laborales pueden ocurrir en cualquier momento, indistintamente de si se tiene cuidado o no, pero al fomentar políticas de seguridad, vas a poder reducirlos lo máximo posible.

Ir arriba