-

Tallarines con almejas

Hasta ahora hemos visto muchas forma de hacer la pasta, pero esta receta es diferente a todas las demás. Podríamos llamarla también “Tallarines a la marinera”.

Ingredientes (para 4 personas):

– 250 gramos de tallarines Tallarines con almejas

– 400 gramos de nata líquida

– 1/2 cebolla

– 1 diente de ajo

– 400 gr. de almejas

– 3 gr. de pimienta negra

Preparación:

En una cazuela con agua abundante y sal, cocemos los tallarines. En un bol de cocina picamos la cebolla, el ajo y lo pochamos todo en una sarten con aceite de oliva bien caliente. A continuación añadimos las almejas a nuestra sarten y las freímos hasta que se abran por completo. Nos queda añadir la nata líquida, la pimienta y la sal según sea nuestro gusto, dejándolo que se reduzca durante unos minutos. Disponemos los tallarines en una fuente de cocina una vez que están hechos y sobre ellos vertemos la salsa que hemos preparado con los demás ingredientes. Servimos a la mesa nuestros tallarines con almejas muy calientes para apreciar todo su sabor.

Lo último...

Crema de jamón ibérico, una receta perfecta para cualquier época del año

Todo el mundo sabe de lo importante que es cuidar de nuestra alimentación y de utilizar alimentos de primer nivel a la hora de...

¿Qué tipos de café son los que más consumimos? Formas de preparar el café

Después del agua, el café es la bebida más consumida en todo el mundo y por más de mil años la humanidad ha perfeccionado...

Receta de milanesa de ternera a la napolitana

Son muchas las formas que hay de disfrutar de un buen filete de carne, pero a la milanesa suele ser una de las formas...

Receta del Salmorejo de Naranja Iznajeño

La localidad cordobesa de Iznájar, quiere compartir con todos los amantes de la buena gastronomía, con una receta muy peculiar del tradicional salmorejo, donde...

¿Cuál es la dieta perfecta según la ciencia?

Una buena alimentación es imprescindible para mantener un buen estado de salud, eso es incuestionable, como también lo es el hecho de que solo...
Artículo anteriorUna oruga en tu cocina
Artículo siguienteZumo de mandarina y limón